La falta de lluvias de los últimos meses generó un importante estrés hídrico en varias parcelas de diferentes rubros provocando efectos adversos en la calidad de los cultivos. En el caso de la soja, afirman que si bien se registraron algunos daños, Paraguay sigue bien posicio­nado y cuenta con un avance del 75 % de la cosecha.

En comunicación con la 650 AM, el director de la Asocia­ción de Productores de Soja (APS), Eno Michels, dijo que ahora mismo el sector sojero se encuentra en la fase final de la cosecha para la cam­paña 2023-2024. “Creo que estaríamos ya en un 75 % de avance de la cosecha y esta­mos en partes bien y en par­tes no, porque no tuvimos pre­cipitaciones generales”, dijo.

Señaló que al final del desa­rrollo de los granos se registró el estrés hídrico que afectó la calidad y el rinde de la produc­ción, con 3.500 kilos y 4.000 kilos por hectárea en parcelas, que registraron mejor hume­dad ante las buenas lluvias en algunas zonas del país. Des­tacó la posición de Paraguay como 6.° mayor productor de soja en el mundo lo que se da, a su criterio, ante prácticas sos­tenibles de producción.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Mencionó que la producción sigue siendo a través de la siem­bra directa, el mejor sistema que existe teniendo en cuenta que se pueden realizar nuevos cultivos sin la necesidad de tocar la tierra. Michels señaló que Paraguay podría llegar a las 10 millones de toneladas de soja, pero aclaró que no es pre­ciso determinar ese volumen.

En tanto, las perspectivas de producción sojera mundial que realiza el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) prevé que Paraguay supere ese volumen con más de 10,3 millones de toneladas, nivel que lo ubica justamente como el 6.° mayor productor en todo el mundo.

“Este resultado saldría en abril o mayo, cuando salen los números generales de la cose­cha”, afirmó el director del gre­mio. En cuanto a los avances tecnológicos que acompa­ñan la producción, indicó que Paraguay está mejor posicio­nado que Argentina y en nive­les del Brasil debido a que la agricultura instalada en la región es de las mejores.

Añadió que en Paraguay existe una zafra principal que cul­mina entre abril y mayo, tras lo cual, los productores arrancan con el cultivo de zafriña donde las opciones son más diversas debido a que no todos deciden volver a sembrar soja, sino más bien optan por el maíz. Indicó que existen buenas perspec­tivas para ambas zafras en el país lo que contribuye al mejo­ramiento de la situación de los agricultores del país.

Etiquetas: #soja#lluvia

Dejanos tu comentario