El acuerdo de traza­bilidad con la Unión Europea (UE) será analizado a nivel técnico por las instituciones del Gobierno para luego prose­guir el debate con el sector productivo, según adelanta­ron desde la Cancillería.

El canciller nacional, Rubén Ramírez Lezcano, habló sobre el acuerdo de trazabi­lidad de productos, estable­cido en el Reglamento (UE) 2023/1115, y señaló que, para su implementación, manten­drán un diálogo con los gre­mios y el sector privado.

Previamente, se hará un trabajo técnico de análisis por parte de las instituciones involucradas antes de bajar la propuesta a los referentes de la producción afectados por esta disposición de la Unión Europea.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La intención es contar con los instrumentos de traza­bilidad sobre la producción paraguaya y el cumplimiento de las normativas europeas para el ingreso de productos de origen local a dicho mer­cado, afirmó.

Ramírez Lezcano evitó aven­turarse a hablar de que esté en juego la soberanía para­guaya con este reglamento, afirmando que se debe eva­luar una propuesta que “con­temple todos los intereses de la República”. “Paraguay debe ir preparándose para cumplir con las exigencias del mercado internacional, siempre protegiendo el inte­rés del sector productivo y la competitividad”, puntua­lizó el ministro de Relaciones Exteriores.

El Reglamento (UE) 2023/1115, establecido por la Unión Europea, contem­pla una serie de criterios y disposiciones para la comer­cialización y exportación de materias primas y produc­tos asociados a la deforesta­ción y la degradación fores­tal. El mismo es cuestionado por sectores productivos de nuestro país, que lo conside­ran inaplicable y hasta “de cumplimiento imposible”.

Dejanos tu comentario