Desde la Federación Paraguaya de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Fedemipymes) indican que ven con buenos ojos al dinamismo que genera la temporada de fin de año, propio de los últimos meses que se empieza a mover. No obstante, habrá que esperar hasta enero para medir si será mejor que el año anterior. Fue lo que el presidente de la Fedemipymes, Luis Tavella, dijo al diario La Nación/ Nación Media respecto a las expectativas para el sector sobre este año que inició su recta final, así como los aspectos que aún las mipymes precisan para ser más competitivos.

“Estamos con esos vientos de fin de año, desde octubre se empezó a sentir, después noviembre y especialmente diciembre que todo se moviliza ya sea porque hay más ingresos, el aguinaldo, o hay más entusiasmo, pero todavía no podemos decir si superó a la temporada anterior. Lo que sí vemos es que la gente se está moviendo, y todos estamos trabajando”, expresó. Respecto a algunos sectores que más movimiento genera a las mipymes, señaló que el segmento de la construcción, en especial de viviendas ya sean proyectos de edificios o unidades populares para la zona de Asunción y Central, que es lo que realmente mueve a la microeconomía por el efecto multiplicador que representa, dijo.

Por otro lado, están las obras viales, que es un área más macro que moviliza entre USD 800 millones, menos o más en algunos años, al tratarse generalmente de construcción de kilómetros de rutas, que por lo general se extiende más hacia el interior del país. Pero en ambos casos este año se registra una retracción, por la menor cantidad de proyectos y nuevas licitaciones, lamentó. Y ante la consulta de cómo están catalogando la gestión del nuevo gobierno, Tavella indicó que están tomando como algo positivo la dirección del Viceministerio de Mipymes, con un viceministro que conoce de las necesidades y el camino de las soluciones, lo cual es muy tangible, refirió.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

PROCESO LENTO

Aunque todavía siguen percibiendo un lento apoyo con relación a las mejoras para la formalización del sector, pues algunas leyes o decretos propuestos todavía están varados pese a la serie de conversaciones y planteamientos. Por ejemplo, la modificación de la ley de mipymes que todavía está pendiente en la Cámara de Senadores. Lo mismo en Contrataciones Públicas, respecto a la normativa que habla de que el 20 % de los proveedores del estado pueden ser mipymes, que no contempla los años de experiencia a pesar de ser una pequeña empresa. O que tampoco condiciona el pago a al menos 60 o 90 días, pues una microempresa no tiene la capacidad de esperar meses o hasta un año para recibir su pago.

Dejanos tu comentario