La habilitación del mer­cado norteamericano para las exportacio­nes de carne bovina repre­senta una noticia auspiciosa y traerá muchas oportunidades al sector ganadero, afirmó el ingeniero Ramiro Maluf, pre­sidente de la Asociación Para­guaya de Productores y Expor­tadores de Carne (Appec).

Explicó que se realizaron esfuerzos por parte del sector público y el privado para lograr reabrir un destino luego de 25 años, lo cual ya está siendo observado por los demás com­pradores. “Es como tener el pasaporte americano que nos va a facilitar para poder buscar o abrir nuevos mercados. Ya todos los países compradores nuestros están con otra lec­tura en este momento”, dijo a La Nación/Nación Media.

Maluf aseguró que esa era una realidad que se tenía porque estaban restringidos los mer­cados y países como Israel, que compran cortes delanteros y que juegan un rol muy impor­tante en el negocio de la expor­tación, haciendo mejor el mix y tengan conocimiento de que no contábamos con compra­dores como China o se encuen­tre disminuyendo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

En Rusia hacían ofertas hasta USD 1.000 más barato que por la carne uruguaya, por ejem­plo. “El delantero paraguayo es exactamente igual, es muy parecido al uruguayo. No hay ningún otro motivo por el que reciben mejor valor por su carne para Israel que el tener abiertos los otros mercados y si no pagan lo que ofrece, direc­tamente va a otros mercados”, remarcó.

El hecho de contar con ese “pasaporte americano” ya es un estímulo, y aunque los volúmenes no sean muy gran­des habrá que trabajar desde el sector para hacerlos crecer. “Hacer todo el esfuerzo, tal vez de mercadeo, marketing en EE. UU., como para que se conozca nuestra carne y no pensar solamente en carne para industria”, aseguró el titular de la Appec.

OTROS MERCADOS

Detrás de ello se deben enfocar en qué otros mercados pueden abrirse, como en Centroamé­rica. “México, Canadá, que no sean mercados muy gran­des, pero a los que podamos enviar volúmenes que hagan que el mix de ventas nos genere valores más altos por tonelada exportada”, sostuvo. Maluf dijo que como productores vie­nen enfocándose hace mucho tiempo en buscar trabajar entre el Gobierno, la indus­tria, y los productores.

En ese sentido, una mesa de trabajo como el Instituto Paraguayo de la Carne es una necesidad para impulsar conjuntamente al complejo cárnico y que sean resueltos los problemas. Para ello, se debe conseguir que los industriales entiendan que es de relevancia para ellos y los productores. Hasta ahora ya se logró colocar unas 10 mil toneladas de la proteína roja para el citado destino, que empezará a operar desde el 14 de diciembre.

Dejanos tu comentario