El Banco Central del Paraguay (BCP) dio a conocer el informe de inflación correspondiente a octubre con un indicador de 0,5 % mensual por segunda vez de forma consecutiva; en 3,0 % se ubicó la inflación acumulada y 3,5 % la inte­ranual. Días atrás, el BCP anunció que las proyecciones de cómo cerraría el año tuvo una descendencia, es decir, el rango meta sigue estando por encima del 4 %, pero la tendencia bajó a 3,8 %. Al respecto, La Nación/Nación Media conversó con el econo­mista y analista del mercado financiero Samuel Ferreira, quien señaló las causas de esta proyección.

Ferreira precisó que de acuerdo con el informe de la banca central, los factores que incidieron a la baja en su proyección de inflación fue­ron las menores presiones de los precios de los commodi­ties y un descenso más rápido de la inflación total, expli­cado por alimentos y com­bustibles. “La regla objetivo de inflación se mantiene en 4 % con un rango de variación de +/-2 %”, aclaró.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Por otro lado, también dio una explicación respecto al 0,5 % registrado en octubre y cómo se avanza hacia la última proyección. Mencionó que si bien en setiembre y octubre se registraron los mismos indica­dores, las tasas mensuales de dos meses consecutivos no son comparables por la estaciona­lidad de los datos, pero podría señalarse un elemento común que presionó al alza en ambos meses, los bienes alimenticios. “Los bienes alimenticios inci­dieron en gran medida en la inflación mensual de ambos meses. Esto se explica princi­palmente por las subas de los precios de la carne vacuna y los bienes sustitutos de esta. No obstante, otras agrupacio­nes de la canasta también inci­dieron en la tasa mensual de octubre, como los servicios y los bienes durables”, precisó.

Seguido, expuso que en octu­bre hubo una presión adicio­nal en los bienes durables por la fuerte depreciación del guaraní respecto al dólar y acotó que esto también se debió a que la energía tuvo una incidencia prácticamente nula en el octavo mes del año. “La energía tuvo una inciden­cia prácticamente nula en octubre, no así en setiembre, donde había explicado gran parte de la tasa mensual por las subas de los combusti­bles para vehículos”, expuso. Desde el BCP también seña­laron que la inflación núcleo 1 mostró una tasa de variación mensual del 0,4 %, levemente inferior a la inflación total. Así, la inflación interanual, medida por este indicador, alcanzó una variación del 3,9 %, similar a la registrada en el mes anterior, pero menor a la tasa del 6,2 % verificada en el mismo mes de 2022.

Dejanos tu comentario