En Montevideo, Uru­guay, se realizó una reunión especial de la Comisión Intergubernamen­tal de la Hidrovía en la que téc­nicos de todos los países signa­tarios participaron y revisaron las condiciones de navegabili­dad de los ríos, especialmente el Paraná, desde Santa Fe hasta la confluencia. Explicaron que Argentina, si bien ya no rea­liza interdicciones, sigue emi­tiendo facturas por el peaje en la hidrovía.

Raúl Valdez, presidente del Centro de Armadores Fluvia­les y Marítimos (Cafym), habló con la 650 AM respecto a la reu­nión que mantuvieron ayer miércoles en la Comisión Inter­gubernamental de la Hidrovía y afirmó que el encuentro fue meramente técnico. Aclaró que Paraguay, Bolivia, Bra­sil y Uruguay se mantienen en la postura de que el cobro del peaje es ilegal, además de seguir avanzando, en la instan­cia de la comisión, en el posi­ble arbitraje en el caso de que no sea resuelto. Pero recono­ció que Argentina está cum­pliendo con su parte de no agra­var más la situación tras haber eliminado las interdicciones a las embarcaciones, por lo que actualmente ya no existen ries­gos de detención de embarca­ciones. “Es importante des­tacar que las facturas aún se siguen emitiendo, es decir, se sigue cobrando, lo que no está siendo ejecutado es la exigen­cia del pago en el vencimiento de los plazos”, explicó.

En dicho encuentro, represen­tantes de nuestro país tomaron nota sobre las explicaciones técnicas argentinas y, señaló, que realizarán un análisis a fin de presentar, en una nueva reunión, la respuesta técnica del Paraguay. Explicó que se están haciendo las cosas de atrás para adelante y consideró que debió ocurrir antes de dis­cutir cualquier tarifa de peaje, atendiendo a que mediante una reunión se debió hablar acerca del alcance técnico de la con­traprestación de servicios y el financiamiento de las obras.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Aclaró que la postura para­guaya siempre fue que se necesitan obras para mejorar y ganar eficiencia en la nave­gación, no solo en el tramo en conflicto, sino en toda la hidro­vía. “Este era el camino, rara­mente se llevó a una instancia de mucha tensión en el sen­tido de que nosotros conside­ramos que la arbitrariedad y unilateralidad de Argentina está al margen del acuerdo”, apuntó. Además de realizar el análisis técnico de las mejo­ras, señaló que es un escena­rio propicio para poder hablar sobre las necesidades que exis­ten en la navegabilidad, por lo que creen que está abierto el diálogo. Indicó que entienden la situación de tensión política en el vecino país con las eleccio­nes y añadió que ante ese esce­nario se sentarían a hablar de este conflicto con un nuevo gobierno.

Dejanos tu comentario