Según indicaron desde la Cámara Paraguaya de Expor­tadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) en la última semana de julio los valores cerraron en USD 213 por tonelada, 9 % inferior al promedio de USD 235 por tonelada cotizados el año pasado. Esto se debió a las estimaciones que apuntan a una mayor producción mun­dial para la cosecha 2023/24 en comparación con el año anterior que ejercieron una presión a la baja en los precios del maíz nacional.

El informe del gremio explica que Brasil experimentó bue­nas condiciones para su segunda cosecha y se espera una producción récord, lo que aumentaría la oferta en el mercado. Así también, en China, las condiciones adver­sas del clima seco afectaron la calidad del trigo local, pro­vocando que un mayor volu­men del grano sea destinado a la alimentación animal, redu­ciendo como consecuencia la demanda del maíz. “Las esti­maciones del mercado indican que las existencias finales glo­bales serán más abundantes en el periodo 2023/24, ejer­ciendo presión a la baja en los precios del maíz”, menciona­ron. El total de la oferta mun­dial ronda las 1.144 millones de toneladas. Otra inquietud señalada para los cultivos de este grano, así como del trigo proviene de una amenaza de Rusia de no renovar la Inicia­tiva de Granos del Mar Negro, lo cual “podría impactar nega­tivamente el mercado”.

A nivel nacional la producción de maíz durante el año ante­rior llegó a las 6,4 millones de toneladas, mientras que los envíos del cereal entre julio 2022 y marzo de este año supe­raron los 4,5 millones de tone­ladas. Para este 2023 se espera una disminución debido a los retrasos en la cosecha y según estimó la Capeco el volumen llegaría de 4 a 4,5 millones de toneladas que deberán ser ubi­cadas a los diferentes destinos.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Dejanos tu comentario