A días del inicio de la zafra 2023 en la planta alcoholera de Petropar Mauricio José Troche, se molieron más de 34.086 toneladas de caña dulce que representan más de 663 productores de los 2.000 censados como pro­veedores de la industria.

La zafra es una inyección económica importante para la zona de influencia de la alcoholera ya que la planta de Troche se convierte en el pulmón económico, debido a que además de beneficiar a los cañicultores de los departamentos de Guairá, Caaguazú y Caazapá, tam­bién es el sustento econó­mico de peladores, fleteros, zafreros y toda la cadena logística.

Petropar destaca que no solo se ocupa de comprar la pro­ducción de caña dulce, sino que además apoya a los pro­ductores con insumos y asis­tencia técnica siempre con el objetivo de mejorar la cali­dad de la caña de azúcar que es la materia prima para la elaboración de alcohol abso­luto que se utilizará para la mezcla con los combustibles.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La meta para esta zafra es moler 407.000 toneladas de caña de azúcar y producir 25.135.000 litros de alcohol absoluto.

Dejanos tu comentario