Arrancó la cosecha de soja de las variedades temprane­ras que soportaron el estrés hídrico, principalmente en el sur del país como Itapúa y parte del departamento de San Pedro, las cuales presen­taron bajos rendimientos. Sin embargo, las parcelas están siendo utilizadas para el pro­ceso de siembra de la zafriña con mejores perspectivas en cuanto al clima.

Así lo indicó César Jure, titu­lar de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializa­dores de Cereales y Oleagino­sas (Capeco), quien igualmente destacó que este panorama es muy diferente al vivido en el período anterior. “Este año creo que vamos a estar en con­diciones de mover de vuelta la economía del país con un buen volumen de soja. Yo creo que la cosecha total podría ser de la zafra principal de 8,5 millones de toneladas y a la zafriña lle­guemos a 9 millones”, refirió a la 920 AM.

Hay que señalar que según las últimas estimacio­nes, la expectativa había bajado de 10,3 a 9,3 millones de tone­ladas, lo cual registraría nue­vamente una reducción. Pese a ello, Jure manifestó que esto representará un mayor ingreso de divisas y sostendrá el tra­bajo de toda la cadena como silos, industrias, transporte, puertos y todo el sector pro­ductivo, según refirió.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Dejanos tu comentario