Según el Informe de Estabilidad Finan­ciera (IEF) del Banco Central del Paraguay (BCP), los precios internacionales de los principales commodities registraron variaciones a la baja durante octubre de este año. Señalan que estas con­diciones se dan en medio del menor riesgo de complicacio­nes climáticas y están relacio­nadas con una mayor produc­ción de Sudamérica.

Según el reporte, a octubre de este año, las semillas de soja y sus derivados, los cereales y la carne representan el 61,4% del valor de las exportaciones anuales registradas, cifra leve­mente superior a la reportada en el último informe. Es por eso que indican que la evolu­ción de los precios en los mercados internacionales es rele­vante para las implicancias que podría tener sobre la actividad económica.

En ese sentido, revelan que el precio de la soja en el mercado de Rosario se ubicó, en prome­dio, en US$ 584 por tonelada en octubre del 2022, lo que representó una reducción del 10% respecto a la cotización del informe anterior. En este caso, la reducción se explica mayormente por la mejora de las perspectivas de produc­ción en Sudamérica y por los menores riesgos climáticos en la región.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Desde abril de este año, el pre­cio del trigo también dismi­nuyó hasta alcanzar un pro­medio de US$ 320 por cada tonelada en octubre, siendo una reducción del 19% en su cotización. De manera similar, el maíz también verificó una reducción de precios del 13% en comparación con las coti­zaciones de abril, alcanzando US$ 270 por tonelada en pro­medio durante el mes de octu­bre. Desde el BCP indicaron que la disminución de las coti­zaciones del maíz y el trigo está vinculada a las mejores pers­pectivas en cuanto a la produc­ción y existencias finales a nivel global. Por otro lado, la cotización de la carne experimentó un incremento del 9% respecto al último informe, ubicándose en promedio en US$ 3.258 por tonelada al décimo mes.

SEGMENTO ENERGÉTICO

En relación con los commo­dities energéticos, el precio del petróleo Brent disminuyó un 12% desde abril del 2022, alcanzando un promedio de US$ 94 por barril. Algunos fac­tores de presión a la baja fueron la política monetaria más agre­siva de la Fed y los temores de una desaceleración económica global, lo que generó expecta­tivas de menor demanda del petróleo. Pese a esa situación, la aún elevada incertidumbre relacionada con las tensio­nes geopolíticas entre Rusia y Ucrania y las limitaciones en la oferta del petróleo, suma­das a los anuncios de reduc­ciones de producción diaria por parte de la Opep, ejercie­ron presiones al alza, aunque en menor medida.

Dejanos tu comentario