Pese a que las perspectivas económicas siguen siendo favorables, Paraguay enfrenta varios riesgos derivados de factores adversos a nivel mundial. A esto se suma las condiciones climáticas desfavorables y focos de incertidumbre en el frente interno del país, según el subdirector gerente y presidente interino del Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kenji Okamura.

Tras la aprobación del Instrumento de Coordinación de Políticas (ICP), el alto ejecutivo del organismo multilateral realizó un análisis sobre la situación del país tras el complicado escenario económico que se vivió durante la pandemia. Señaló que Paraguay sigue recuperándose en medio de un contexto de shocks simultáneos que produjeron el estancamiento del producto interno bruto (PIB). No obstante, mencionó que las perspectivas de una recuperación en el 2023 son favorables, mientras que se siguen trabajando en políticas dirigidas a un camino de desarrollo más fuerte. Indicó que este año, la economía se enfrenta a shocks simultáneos, incluyendo una grave sequía a fines del 2021 y principios del 2022, con un aumento de la inflación mundial provocado por la guerra entre Rusia y Ucrania.

RIESGOS

“Si bien las perspectivas siguen siendo favorables, el país enfrenta varios riesgos derivados de factores adversos a nivel mundial, shocks climáticos adversos más frecuentes y focos de incertidumbre en el frente interno”, acotó. Indicó que para asegurar la estabilidad macroeconómica, será fundamental restablecer los márgenes de maniobra para la aplicación de políticas y el límite máximo del déficit fiscal de 1,5%.

Dejanos tu comentario