CEO de Millicom visita el país en el marco del 30º aniversario de la operadora en el país.

Tigo Paraguay recibió al CEO de la Millicom International Cellu­lar SA, Mauricio Ramos, quien en su apretada agenda brindó una amena entrevista para el diario La Nación/ Nación Media y el canal GEN del mismo holding, para compartir los motivos de su visita; uno de ellos el 30º ani­versario de la operadora en el país, los logros de la com­pañía, avances así como los proyectos y próximos desa­fíos por cumplir.

Ramos desplegó una idea central de lo que representa Tigo Paraguay para la Milli­com, y subrayó que “es la cuna de muchas de las acciones, incluida la marca, que esta­mos haciendo a nivel mundial”.

–Bienvenido a Paraguay una vez más, Mauricio. Cuéntenos qué se siente volver en 5 años y lo que representa para usted y la Millicom los 30 años.

–Gracias, encantado de estar de vuelta porque como sabrás, Paraguay es la cuna, el origen de nuestra marca Tigo, y ya llevamos 30 lin­dos años invirtiendo en este bello país, y la razón princi­pal de mi visita es asegurar­nos de que tenemos otros 30 años para seguir haciéndolo. Pero en realidad me traen tres temas: primero visitar al equipo, las apuestas que venimos haciendo, y compar­tir con los clientes después de la pandemia por un lado. Un segundo aspecto, es revisar el plan de inversión hacia el futuro en el país, y en tercer lugar celebrar con el equipo aquí los 30 años y englobando todo esto estaremos también en el Foro Invest in Paraguay, que creo que nosotros como grandes inversionistas de este país, con mucho orgu­llo estamos aquí para apoyar.

–Tigo viene realizando fuertes inversiones en el país, ¿cuál es el recuento de estas apuestas, qué los motiva?

–Ya son 30 años de estar aquí, de conocer al país, a los para­guayos, 30 años de desarro­llar negocios, y lo que vemos hacia adelante nos continúa gustando. Y por qué nos gusta Paraguay; uno, la estabilidad pública. Este país es uno que viene realizando transiciones democráticas, hay estabilidad macroeconómica, y si bien en estos últimos dos años vemos una crisis a nivel global, eso va a pasar y lo que va a quedar es un país en el que la inflación se controla, la tasa de cambio no se devalúa de manera exa­gerada, y el país va volver a su senda de crecimiento que en promedio de un 4% en los últi­mos 10 años.

Creemos y apostamos incluso, a que pronto va a ser un país con grado de inversión. Nos gusta también la creación de la clase media de Paraguay como en ningún otro país en América Latina, y esto brinda estabilidad a largo plazo, por­que esta clase media quiere trabajar, quiere desarrollarse y quiere un mejor futuro para sus hijos y, por sobre todo, que es un país joven.

–¿En qué seguirán invir­tiendo y priorizando, cuál es la visión a futuro de la compañía?

–Tigo Paraguay lleva una inversión de US$ 500 millo­nes en el último quinquenio, unos US$ 100 millones al año que apuesta solo en redes, sin gastos operativos. Y lo vamos a seguir haciendo en este mismo esquema por los próximos 5 años, más los US$ 300 millones anuales en gastos de operación y demás, para seguir garan­tizando más redes. Y más pronto que tarde, 5G para lo cual estamos haciendo todas las inversiones nece­sarias, para estar listos en esta red, porque 5G nece­sita como base una 4G muy robusta, una cantidad de fibra que ya tenemos, dis­ponibilidad de espectro y que el precio de los termi­nales sea asequible.

–¿Qué es lo que más les llama la atención de la mano de obra y el talento paraguayo?

–La garra guaraní, el ímpetu empresarial de los paragua­yos y el deseo de salir ade­lante es una de las cosas más impresionantes que yo he conocido. Para que ten­gan una idea, 3 de nuestros 9 gerentes en los distintos paí­ses del mundo son paragua­yos, creados aquí que empe­zaron en Tigo Paraguay y hoy están administrando nues­tras operaciones en la región. Desarrollar el talento es una cosa maravillosa, y este año, por segunda edición consecu­tiva, Tigo Paraguay es la mejor empresa para trabajar aquí, y este año, con mucho orgu­llo, también la mejor empresa para trabajar también para las mujeres. Esto quiere decir que estamos ayudando a que Paraguay cada vez tenga empleados que se desarrollen mejor, ambientes laborales en los cuales hay mejores relacio­nes, y personalmente creo que es una compañía en la que los empleados están orgullosos.

–¿Cuál es la participación de las mujeres en el staff de colaboradores?

–Podemos afirmar que tene­mos paridad de género en la organización, de hecho el 51% son mujeres y el 49% hom­bres, pero lo más impor­tante es que en Tigo Paraguay logramos algo que muchas empresas en países desarro­llados ya quisieran, tenemos paridad salarial entre hom­bres y mujeres. No hay “gen­der gap pay”.

–¿Cómo logran que los colaboradores se sientan parte de la organización y convertirse en el mejor lugar para trabajar?

–Tenemos algo, perdonen ser un poco introspectivo, que nos gusta gritar “sangre Tigo”, que es nuestra cultura y que se enorgullece entre­gando lo mejor de sí para los clientes, de estar ayudando a que nuestras sociedades sean cada vez más digitales. Cuando el empleado se siente parte de algo mayor, de algo que coadyuva al desarrollo de su comunidad, eso y mucha sangre Tigo creo que son los ingredientes. A eso sumarle transparencia, equidad, justi­cia y sentido de participación.

–¿Cómo actuaron durante la pandemia a nivel organi­zacional?

–Les dijimos a nuestros 25.000 colaboradores de todos los países dos cosas. Que no podía haber ni un solo cliente que no se sintiera acompañado con Tigo, con la conectividad que requerían tanto los paraguayos como el resto de Latinoamérica. Darle a un empleado ese pro­pósito, una razón de ser una instrucción de autopistas digitales y del desarrollo de su país, es darle un sentido a su trabajo. Y lo segundo fue garantizar el empleo, no solo con seguridad física, médica y con equipamiento, sino a no relevar a nadie.

–¿Cómo está actualmente la autopista digital de Paraguay?

–En el 2016, la cobertura de la población en redes de datos móviles de 4G como lo utili­zan los clientes de Tigo y todos en Paraguay ya sea para ver videos, bajar aplicaciones, lla­mar un uber y mucho más, era de cero. Ahora para finales del 2022, la cobertura de la pobla­ción será de 95%; es decir, casi 100% de los paraguayos pasará a tener cobertura con una red de datos móviles de alta velo­cidad, eso ha pasado. Esto fue posible gracias a esa inver­sión anual de US$ 100 millo­nes solo para la construcción de la autopista digital fija, con internet o banda ancha fija que llega a los hogares y las empresas, que para fin de año esperamos que esta red ya cubra 1.000.000 de hoga­res con red de alta velocidad y fibra óptica.

–El Data Center de Tigo, una estructura que resguarda la seguridad de los clientes, ¿es un plus más de la compañía?

–El centro de datos que inaugu­ramos en el 2016, este año tam­bién vamos a estar duplicando su capacidad y fue el primero Tier III en el país que le dio a los pequeños, medianos y grandes empresarios, la capacidad de tener almacenamiento, acceso a la nube, plataforma y herra­mientas para desarrollarse aún más con instrumentos de talla mundial. Todo esto se traduce en más conectividad, o a más autopistas digitales para el país, que puede ser mediterrá­neo geográficamente, pero no lo será más digitalmente.

–¿Se puede decir que se logró superar la brecha digital?

–Es un desafío continuo, pues cada usuario consume todos los años en promedio, solo en el teléfono móvil, un 40% más de datos de los que se consumía el año anterior, lo que se logró es que se paga prácticamente lo mismo, lo que significa que el precio se redujo, y ese con­tinuar posibilitando que cada año se aumente un 40% el con­sumo, requiere de constantes inversiones porque requiere de estas autopistas digitales sean cada vez más anchas, y tienes que poner más pavimento para que los autos corran más rápido.

–Si habláramos de los desa­fíos de la empresa, ¿cuál podría priorizar?

–El mayor desafío de esta industria es lograr que los precios se mantengan bas­tante estables, a pesar de un contexto inflacionario, donde el consumo aumenta, y esto se logra con nuevas oleadas de desarrollos tecnológicos que permiten producir esa unidad informática a costos inferiores.

–Respecto a las distintas uni­dades de negocios de Tigo, ¿qué puede decir en cuanto al crecimiento?

–Tigo Paraguay cuenta con 5 unidades de negocios que vale la pena mencionar. La pri­mera es el negocio móvil y ya lo hablamos, pero el ímpetu ahora es que cada vez más los paraguayos puedan acce­der a planes pospagos y dejar de usar el prepago, porque es una mejor manera de con­sumir. En internet, vamos a seguir desplegando cada vez más fibra óptica, para que cada año se pueda con­sumir más en los hogares, que en el fijo es más que en el móvil, porque se persigue la alta definición y eso requiere más ancho de banda, por lo que es una unidad en la que todavía hay mucho por hacer.

En la unidad Tigo Business, son ya 60.000 pequeñas fun­damentalmente, medianas y grandes, que están haciendo uso de estos servicios, que no es solo conectividad, sino acceso a plataformas y herra­mientas que les permitan ser más eficaces, eficientes, sumado a poder resguardar sus datos. Algo que también nos entusiasma mucho es la cuarta unidad, Tigo Sport, con 14 horas diarias de pro­ducción de alta calidad y defi­nición de fútbol de Primera y menores, una más de las ideas que surgió en Paraguay y que hemos empleado en todos los países donde estamos presentes, lo cual genera un flujo de recursos para el fút­bol paraguayo. Y la unidad de Tigo Money, que formó parte de la inclusión financiera en Para­guay, cada vez más avanzados en el uso de billeteras móvi­les que formalizan la econo­mía. Y para entender la mag­nitud, les cuento que 2 de cada 3 usuarios de Tigo hacen uso de Tigo Money, y de esos, este es el dato más interesante, el 85% no tenía una relación financiera previa. Actualmente hay 5.000 puntos Tigo Money en el país, hasta en zonas más remotas, y Paraguay ha sido el semillero para demostrar que un pro­ducto como Tigo Money fun­ciona, tenemos ya 1.000.000 de usuarios, que mueven al año casi US$ 2 millones en transac­ciones pequeñas, es un caso de éxito de inclusión financiera a nivel mundial.

–Lo que representa Para­guay para la corporación en términos de ingresos.

–Paraguay en términos de contribución al grupo repre­senta más o menos un 10% de los ingresos. Esta es una medida estadística, pero para nosotros representa mucho más por el cariño que la organización le tiene a este país, porque aquí nacimos, la marca Tigo se lanzó en Paraguay, acá lanzamos Tigo Money y muchos talentos, 30 de nuestros ejecutivos a nivel mundial son paraguayos.

“Podemos afirmar que tenemos paridad de género en la organización, de hecho el 51% son mujeres y el 49% hombres, pero lo más importante es que en Tigo Paraguay logramos algo que muchas empresas en países desarrollados ya quisieran, tenemos paridad salarial entre hombres y mujeres”.

“En la unidad Tigo Business son ya 60.000 pequeñas, fundamentalmente medianas y grandes, que están haciendo uso de estos servicios, que no es solo conectividad, sino acceso a plataformas y herramientas que les permitan ser más eficaces, eficientes, sumado a poder resguardar sus datos”.

“Paraguay en términos de contribución al grupo representa más o menos un 10% de los ingresos. Esta es una medida estadística, pero para nosotros representa mucho más por el cariño que la organización le tiene a este país, porque aquí nacimos, la marca Tigo se lanzó en Paraguay, acá lanzamos Tigo Money”.

PERFIL

MAURICIO RAMOS

Nacionalidad: Doble ciudadanía: colombiana y estadounidense.

Es licenciado en Economía y en Derecho, cuenta con un posgrado en Derecho Financiero de la Universidad de Los Andes en Bogotá.

Se incorporó a Millicom en abril del 2015 como director general (CEO) y es director ejecutivo desde junio del 2020.

Dejanos tu comentario