Entre las economías de la región, Paraguay fue el país que más creció en los últi­mos 10 años, alcanzando un acumulado de 36,7% del pro­ducto interno bruto (PIB). En ese sentido, el economista José Luis Rodríguez Tornaco ase­guró que para seguir con esos niveles debe mantenerse un modelo de crecimiento eco­nómico y generar una polí­tica redistributiva del gasto.

Según publicó el portal Argen­tina en Datos, entre las princi­pales economías de la región, el país se ubica en la cima a tra­vés de su nivel de crecimiento acumulado durante los últi­mos 10 años. Este informe señala que Paraguay alcanzó un crecimiento de 36,7% de su producto interno bruto (PIB), mientras que la Argentina fue la que menos se desarrolló con solo 1,8%.

En comunicación con La Nación/Nación Media, el economista José Luis Rodrí­guez Tornaco indicó que este informe ratifica el carácter de estabilidad y previsibilidad macroeconómica que Para­guay construyó en los últimos 20 años. A pesar de que hemos venido atravesando 4 años de estancamiento, el crecimiento acumulado es el principal de toda la región. Destacó que este crecimiento permite reducir el índice de la pobreza, lo que también se logró debido a que se disminuyó del 50% de hace 20 años atrás a un 26% en la actualidad. “Es importante mantener un modelo de creci­miento económico que tiene sus falencias porque aún con 1.900.000 pobres en Paraguay, hay gente a la que no le alcanza ese crecimiento”, mencionó.

Sobre ese punto, indicó que es un factor que debe ser mejorado a través de una política redistributiva del gasto y mediante inversión genuina que genere empleo. Recalcó que se debe seguir asegurando la previsibilidad macroeconómica, de manera que cualquier inversionista pueda implementar planes de trabajo en donde puedan generar utilidades en térmi­nos reales.

Dejanos tu comentario