La Cámara Paraguaya de Medios de Pagos dio a conocer esta semana algunos números actuales y proyecciones al cierre del 2022, del negocio electrónico, que avanzó bas­tante tras la pandemia. Sin embargo, Paraguay sigue con un gran camino por recorrer. El negocio de los giros de dinero vía telefó­nica sigue ganando terreno, pese al crecimiento de las transferencias interbanca­rias. Durante junio del 2022, la Cámara Compensadora de Entidades de Medios de Pago Electrónico (EMPEs) regis­tró 9.342.351 transacciones entre clientes EMPEs por valor de G. 1,1 billones. Esto representa un aumento inte­ranual de 7,9% y 5,7%, respec­tivamente.

De esta manera, a lo largo del primer semestre se rea­lizaron más de 54 millones de transacciones, por un monto total de G. 6,5 billo­nes, así ubicándose entre las cifras más altas desde que se tiene registro, según señala el análisis de la con­sultora Mentu, con base en datos del Banco Central del Paraguay (BCP). Ello se dio en parte por las operaciones de cash out (efectivización del dinero electrónico), y de las operaciones cash in (inser­ción del dinero al sistema) que así concentraban casi el 64% del total. En 3er. lugar se ubicaron los giros nacio­nales con 16%. “El avance de la normalización de las activi­dades registrado en la econo­mía durante parte del semes­tre contribuyó al desempeño positivo de las EMPEs, lo que incide en la inclusión finan­ciera. En ese sentido, la can­tidad de establecimientos fue de 60.337. La capital y los departamentos Central, Ita­púa y Alto Paraná concentran la mayor cantidad de estable­cimientos”, sostiene la con­sultora.

SPI, PRIMER MES

En cuanto a las transferen­cias bancarias, a pesar de que el nuevo módulo del Sistema de Pagos del Paraguay (Sipap), el Sistema de Pagos Instan­táneos (SPI), empezó a ope­rar en su plan piloto 24/7 (24 horas, durante los 7 días de la semana) recién el pasado lunes 4 de julio, en fecha 23 de mayo del corriente comenza­ron las operaciones a través del SPI y en su primer mes cerró con un resultado muy positivo.

Según los datos del BCP, durante junio, que fue el pri­mer mes completo de opera­ción del SPI, el módulo más reciente del Sipap, se realiza­ron 806.910 operaciones por valor de G. 650,7 mil millones bajo esta modalidad. “Si bien las transferencias realizadas entre clientes de entidades financie­ras bajo el sistema de Liquida­ciones Brutas en Tiempo Real (LBTR) se consolidaron en el primer lugar de la preferencia de los clientes, debido al ver­tiginoso avance de la digitali­zación, las transacciones bajo otras modalidades de pagos también registraron niveles importantes”, agregan los ana­listas de la consultora Mentu.

Dejanos tu comentario