De acuerdo al reciente informe del Minis­terio de Hacienda a junio, la deuda pública alcanzó US$ 14.450 millones, cifra 0,5% superior al saldo del mes anterior y 10,2% mayor al saldo a junio del 2021. Con este saldo, la deuda pública representa 35,3% del pro­ducto interno bruto (PIB). Recientemente el ministro de Hacienda, Óscar Llamo­sas, aseguró que el nivel de la deuda está en los niveles razonables y sostenibles con un 35% del PIB. Aseguró que la idea es cerrar dentro de los mismos niveles, entre el 35% y 36% este año, aunque inicial­mente con los bonos y los prés­tamos, consultores privados pronosticaban que se llegaría al tope del 40%.

En cuanto a la deuda pública por habitante asciende a US$ 1.938, lo que significa que en promedio cada paraguayo tiene una carga de 8,7% más que hace un año atrás. El ratio de la deuda pública/PIB en aumento conlleva el riesgo de desplazar las inversiones tanto en el sector público, por el menor espacio fiscal, como en el sector privado al com­petir con el financiamiento de proyectos, mencionaron los analistas de la consultora Mentu, tras un análisis sobre el tema.

En ese marco, señalaron que con la persistencia de la infla­ción, acumular deuda pública podría dificultar pagos futu­ros, considerando que el país atraviesa por una desacelera­ción y tiene un modelo pro­ductivo que está llegando a su límite. “Es necesario que el Gobierno cumpla con la disciplina fiscal e impulse los sectores con potencial de crecimiento a modo de evi­tar riesgos futuros”, especi­ficaron.

Es así que con base en tales ejercicios o ecuaciones que realizan desde el Ministerio de Hacienda, al igual que los organismos multilaterales que constantemente monito­rean, es que se considera que hasta un 40% de deuda pública sobre el PIB puede ser razo­nable, dada la capacidad que pueda tener el Estado de cum­plir con sus compromisos. Lla­mosas remarcó que “Paraguay todavía se encuentra en nive­les razonables y sostenibles de la deuda pública”, mientras que superando el 40% recién se podría decir que se prende una luz amarilla, pues en la Ley de Responsabilidad Fiscal fue establecido como techo jus­tamente este porcentaje, con base en la capacidad del fisco y la estructura tributaria.

En el 2021, Paraguay se ubicó como el país de América Latina que registra la menor deuda pública bruta del gobierno cen­tral como proporción del pro­ducto interno bruto (PIB), de acuerdo con un informe publi­cado por la Comisión Econó­mica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Dejanos tu comentario