El presidente de la Adminis­tración Nacional de Elec­tricidad (Ande), Félix Sosa, manifestó la intención del cobro diferenciado para las minerías de criptomonedas o monedas virtuales, teniendo en cuenta que el consumo de estas empresas es sumamente superior a una promedio, por lo que se estaría planteando una tarifa en dólares, con rea­juste anual y pago por adelan­tado incluso. “Estamos soli­citando que para este tipo de actividades la tarifa sea en dólares, que cada año se haga un reajuste y que el pago se realice por adelantado”, dijo a la 1080 AM, con relación a las recientes intervenciones de la Ande en varios locales de criptomonedas que operaban con conexiones clandestinas.

La semana anterior, la Ande intervino una serie de locales o empresas que operaban como minerías de criptomonedas en la zona de Alto Paraná por denuncias de conexiones irre­gulares que obstaculizaban el consumo de energía de los pobladores de las zonas cerca­nas, motivo por el cual proce­dieron al retiro de los transfor­madores de suministro. Sosa aclaró que no están en contra de la actividad, fundamentó que estas industrias deben pagar una tarifa que corres­ponde al uso superior por el alto consumo de energía, por lo que esperan que se pueda esta­blecer una tarifa específica con las instalaciones correspon­dientes. Conforme a las esti­maciones del jefe regional de la zona de la Ande, Alfredo Argüello, tras la intervención a varias minerías, de las cua­les al menos 6 fueron detecta­das con conexiones irregula­res, estas estarían generando una pérdida G. 2.400 millones.

El monto estimado se debe a que algunas de las minerías facturaban un mínimo de G. 2 millones por un consumo de G. 50 millones, otros figu­raban G. 4 millones teniendo que facturar G. 150 millones, o incluso por consumos de hasta G. 800 millones al mes por el tipo de calibración de los fusiles y la envergadura de la conexión.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Dejanos tu comentario