­Desde la Asociación de Industriales de Domisanitarios y Afines (AIDA) explicaron que actualmente la industria se encuentra atravesando una reducción económica a conse­cuencia del contrabando exis­tente en las calles y zonas fron­terizas. Teniendo en cuenta que la venta callejera masiva de los productos del rubro repercute en los ingresos de las empresas que operan líci­tamente la vicepresidenta del gremio, Franca Morábito, explicó en comunicación con La Nación/Nación Media que como industriales enfrentan una baja en cuanto a su eco­nomía. “Es sabido que como industriales estamos ante una reducción económica como consecuencia de un ingreso ilegal de mercaderías de paí­ses vecinos”, comentó.

Además, el mercado local en general también se encuen­tra recesivo, a causa de la suba de combustible, los efectos de la pandemia y la sequía. Asi­mismo, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que desemboca en la inflación repercute en el avance del seg­mento. “Es un año bien com­plicado y duro para todos”, acotó Morábito. Los produc­tos como jabón en polvo, en líquido, en pan, detergentes, suavizantes, insecticidas y otros son los más golpeados por la venta informal. Incluso existen empresas que exportan a la Argentina y cuyos pro­ductos ingresan ilegalmente al vecino país.

En cuanto a las exportaciones, estas se realizan principal­mente a países vecinos, Uru­guay, Bolivia, Chile y Costa Rica. En ese sentido destacó que desde la empresa domi­sanitaria que lleva al frente siguen en constante nego­ciación con nuevos clientes y mercados. “Somos lo suficien­temente competitivos, razón por la cual logramos exportar productos industrializados a extrazona”, comentó.

UNA LUCHA SIN FIN

El contrabando de este tipo de productos goza de buena salud en Paraguay desde hace varios años, por lo que se estima que exista una caída del 45% en la economía del sector cuyos volúmenes han subido mucho de precio. Por su parte, Carmen Cosp, miembro del AIDA, indicó al diario que el Ministe­rio de Industria y Comercio (MIC) debería velar por el rubro. “Hay un contrabando enorme en las calles y vere­das, nadie dice nada ni toma ninguna medida. El Ministe­rio de Industria debería velar por esto porque hay insecti­cidas, productos de limpieza, domisanitarios que se meten de la Argentina”, expresó.

“En los supermercados tene­mos todos nuestros produc­tos allí y al pasar la vereda uno se topa con todos los ilegales”, aseguró. Además, mencionó que los consu­midores de esos artículos no tienen conocimiento del estado de los mismos teniendo en cuenta que son expuestos al calor, humedad e incluso falsificaciones. Del mismo modo afirmó que no se debe confiar en estos por­que podrían no ser fidedig­nos. “La gente los compra sin saber ni cómo están porque podrían bien abrir la bote­lla y cargarle agua o pueden tener lindas etiquetas, pero no son confiables”, dijo.

Dejanos tu comentario