La economía paraguaya hace rato que viene poniendo “freno de mano” a la dinámica, y ahora ya por segundo mes conse­cutivo en lo que va del 2022 muestra un resultado nega­tivo. La actividad econó­mica mensual se desplomó en marzo 4,1%, y con esto acu­mula una caída del 2,7% en el primer trimestre.

Todo esto en medio de múl­tiples recortes de perspecti­vas económicas que colocan a Paraguay entre las econo­mías que menos crecerán en la región este año, luego de proyectar en diciembre pasado que sería una de las más dinámicas. La sequía y los efectos adversos del clima y el conflicto bélico inter­nacional “embarraron” los números positivos.

No solo la actividad econó­mica retrocede, también las ventas generales de los nego­cios cayeron en el trimestre y la confianza del consumidor permanece en zona de pesi­mismo, según el BCP.

Los técnicos del BCP seña­lan que en el comporta­miento interanual del mes incidieron principalmente los desempeños negativos registrados en la agricul­tura, la generación de ener­gía eléctrica, la ganadería y parte de la manufactura. No obstante, los resultados positivos de los servicios y la construcción atenuaron la caída de la actividad eco­nómica. “El resultado de la actividad agrícola, con base en las últimas actuali­zaciones del MAG confirmó una fuerte contracción en la producción, fundamen­talmente de la soja, afec­tada por la sequía”, reza el informe.

La ganadería mostró una dinámica negativa, debido al menor nivel de faena­miento de bovinos, porcinos y, en menor medida, por una contracción en la producción de huevos. La generación de energía eléctrica sigue mos­trando una reducción, por la baja del río Paraná.

SERVICIOS Y CONSTRUCCIÓN

En los servicios se destacaron los desempeños positivos veri­ficados en restaurantes y hoteles, servicios gubernamentales, servicios a los hogares, servicios a las empresas e intermedia­ción financiera. Sin embargo, mostraron resultados negativos los servicios de transportes, telecomunicaciones y servicios de información.

La actividad de la construcción sigue registrando un incremento interanual. Esto también se reflejó en un aumento en la demanda de los principales insumos empleados por el sector. Finalmente, el índice de actividad sin agricultura ni binacionales ha registrado un aumento interanual de 2,7% y, con este resul­tado, acumula un crecimiento de 5,3% en lo que va del año.

Dejanos tu comentario