La industria del hielo, una actividad muy en auge especialmente en la temporada alta como la actual, con las elevadas temperaturas, ola de calor y focos de incendios sean provocadas o por causas naturales, lo cierto es que la demanda está latente y los fabricantes aseguran contar con ofertas.

Si bien durante la reciente festividad de fin de año muchas localidades veraniegas llegaron a experimentar un faltante de hielo, los productores manifiestan que ello no se debió a una baja producción, sino más bien a cuestiones logísticas y de almacenamiento.

“El sector industrial del hielo, que debe ser considerado como un alimento, está creciendo, adaptándose a las necesidades del mercado y a la demanda que cada año aumenta para lo que estamos preparados en nuestra capacidad de producción”, expresó Giovanni Camperchioli, director de Unifrisa, en representación del sector.

En ese sentido, explicó que lo que pasó en algunos lugares fue una cuestión de capacidad de almacenamiento, pues el hielo depende de un equipo de frío y de la capacidad máxima de este o del tamaño de las heladeras, por lo que la distribución tiene esta particularidad y se vuelve complicado la logística.

Básicamente, los puntos de ventas demandaban una provisión continua e inmediata, pero sin contar con la capacidad necesaria de almacenamiento correspondiente con la cadena de frío, situación de la cual también fueron aprendiendo y fue analizado a nivel sectorial.

DESAFÍO

“Esas barreras son las que hay que ir capitalizando año a año, de generar y contar con más capacidad, y es el desafío para la siguiente temporada a modo de evitar un quiebre de stock”, agregó.

No obstante, aseguró que actualmente a pesar de que continúan las altas temperaturas, la demanda está cubierta en términos generales por los fabricantes del sector, pero que no cuentan con datos de la cantidad de producción debido a que el gremio se había disuelto.

CLAVES

1- A de fin de año muchas localidades veraniegas tuvieron faltante de hielo, solo por cuestiones logísticas y de almacenamiento.

2- El desafío del segmento para la siguiente temporada a modo de evitar un quiebre de stock.

3- La demanda está cubierta en términos generales por los fabricantes del sector, pero que no cuentan con datos de la cantidad de producción, pues el gremio se había disuelto.

Fuente: Giovanni Camperchioli

Dejanos tu comentario