Empresas constructoras aseguran que las con­diciones con las que hoy se encaran las obras públi­cas se complican y en algunos casos ya son insostenibles, debido a la falta de pago por parte del Estado a las empresas por obras ejecutadas. El monto asciende a US$ 250 millones. El presidente de la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa), Ing. Paul Sarubbi, explicó que el atraso de pago en concepto de certi­ficados de obras al sector de la construcción genera una serie de situaciones que repercuten en una ralentización de la eje­cución de las obras públicas.

Detalló que ante la falta de recursos, varias firmas pro­veedoras tienen dificultades en dar materias primas para que las constructoras encaren sus respectivas obras, lo que se refleja en una disminución en la ejecución de los trabajos que realizan. “Estamos pendien­tes de un préstamo programá­tico de US$ 100 millones que se encuentra en el Congreso. Hasta el momento no sabemos si será o no aprobado, mien­tras seguiremos aguardando”, explicó el titular de Cavialpa.

Por su parte, el presidente de la Cámara Paraguaya de la Cons­trucción (Capaco), Ing. Daniel Díaz de Vivar, comentó que se ven obligados a atrasar el pago de las cuotas a los bancos por las inversiones realizadas para la adquisición de maquinarias, tecnologías, capacitaciones a los personales, entre otros aspectos. “Las inversiones que realizamos las financia­mos a 5 o 7 años y las mismas las hemos hecho, justamente, teniendo una previsibilidad del Estado en cuanto a las obras que debían ser encara­das a un ritmo mayor, pero no se pueden realizar, teniendo en cuenta el contexto sanita­rio que vivimos y que ciertos recursos fueron redirecciona­dos”, explicó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar