La calificadora de ries­gos Moody’s, luego de una revisión de la cali­ficación de riesgo anual, deci­dió mantener la calificación de Paraguay en Ba1 (con pers­pectiva estable). Esto se da en un contexto económico toda­vía complicado, producto de la pandemia global que aún se está atravesando. Destaca que las fortalezas crediticias de Paraguay incluyen su baja carga de deuda pública en tér­minos absolutos y relativos a pesar de un aumento al 35% del Producto Interno Bruto (PIB) el año pasado, impul­sado por la respuesta de polí­tica anticíclica del Gobierno a la pandemia.

Es así que Moody’s resalta que si bien Paraguay registró una contracción, fue la menos severa de América Latina y el Caribe, muy por debajo de los países de la región. Esto se puede atribuir en parte al estí­mulo fiscal del 5,5% del PIB, que derivó de la Ley de Emer­gencia Nacional para contra­rrestar los efectos negativos de la pandemia mediante medi­das que atendieron las áreas de salud, empleo, empresas y a sectores sociales vulnerables. Del mismo modo, enfatiza en su informe el rol de la inver­sión pública para la recupe­ración económica durante la segunda mitad del 2020.

CRECIMIENTO DEL PIB

Asimismo, destaca que el PIB real de Paraguay creció 0,6% interanual en el primer tri­mestre del 2021, convirtién­dolo en una de las primeras economías de América Latina en exceder los niveles prepan­démicos. Siendo el principal motor de este crecimiento la formación bruta de capital fijo, con un aumento del 11,4%. Igualmente, resalta la con­tracción del gasto público en 4,2% debido a la focalización de asistencia de sectores más afectados por la pandemia.

Además, Moody’s espera “que la economía paraguaya crezca en un 3,5% en el 2021” y que para el 2022, “el creci­miento se acelere al 4%, lo que supera el promedio del cre­cimiento regional de 3,5%”. En cuanto al déficit fiscal, Moody’s estima que será del 4,0% del PIB, con la expecta­tiva de que vuelva a converger a los límites de la Ley de Res­ponsabilidad Fiscal para el 2023. En cuanto a los niveles de deuda/PIB, destaca que se posiciona un nivel por debajo del promedio que se espera para los países con la misma calificación.

RESALTAN LA FORTALEZA FISCAL

Moody’s distingue la fortaleza fiscal de Paraguay, acentuando la importancia de la Ley de Responsabilidad Fiscal, la cual ayudó al Gobierno a marcar un historial de gestión fiscal con­servadora que fue parte del perfil crediticio durante casi dos décadas y que, a pesar de este enfoque prudencial, creó un espacio para aumentar el gasto de capital a lo largo del tiempo.

En junio del 2021, el Gobierno presentó al Congreso la Ley de Consolidación Económica y Contención Social, que establece medidas para gastos en salud y contención social, recur­sos para mipymes, exoneraciones en servicios básicos según mapa de riesgo, transferencia en concepto de ayuda a trabajadores afectados por cierres fronterizos, entre otras medi­das, dicha ley se espera que tenga su aprobación para el segundo semestre del año.

Para­guay logró mantener su calificación crediticia y la perspectiva estable con las calificadoras Moody’s y Standard & Poor’s, en el 2021.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar