La nueva carta orgánica de la Agencia Finan­ciera de Desarrollo (AFD) fue promulgada ayer por el Poder Ejecutivo a tra­vés de la Ley N° 6.769/2021. La misma apunta princi­palmente a modernizar la estructura del gobierno cor­porativo de la AFD sin cam­biar el modelo de negocios de una banca de segundo piso, cual es el de canali­zar recursos financieros a través de bancos, financie­ras y cooperativas, sin cap­tar depósitos del público ni prestar directamente a las personas y empresas.

“Esta ley dota a la AFD de nue­vos roles y capacidades para promover con más fuerza el desarrollo económico y la generación de empleo; entre los que se destacan la posi­bilidad de participar de ope­raciones de leasing y facto­ring, así como también de intervenir en el financia­miento de grandes obras de infraestructura como APPs a través de fideicomisos”, explicó la titular de la banca, María Fernanda Carrón.

En cuanto a las herramien­tas que incluye la ley para brindar mayor apoyo a los pequeños emprendedores, se destaca la posibilidad de par­ticipar en el financiamiento startups con la creación de Fondos de Capital de Riesgo. Amplia las herramientas que permitirán diversificar las fuentes de fondeo y ampliar los instrumentos en los que puede invertir sus exce­dentes, con el fin de seguir mejorando las condiciones de acceso al crédito a tra­vés de sus productos, espe­cialmente para el sector de viviendas y de mypimes. Según su titular, la propuesta de Ley de AFD se venía traba­jando desde hace un tiempo y básicamente recoge la expe­riencia en materia de finan­ciamiento al desarrollo a lo largo de estos 16 años de vida institucional. Es un hito his­tórico para la institución y ahora se abocará a trabajar en la reglamentación de la ley a través de un decreto.

FONDOS DESEMBOLSADOS

La Agencia Financiera de Desarrollo desembolsó créditos por US$ 872 millones con los productos crediticios lanzados tras la pande­mia por covid-19, y créditos concedidos mediante garantías emi­tidas por el Fondo de Garantías del Paraguay (Fogapy). Con esto se benefició a 63.557 personas y/o empresas, según la AFD en su reporte del 2 de julio del 2021.

Los resultados se alcanzaron con sus productos canalizados a través de instituciones financieras intermediarias, destacándose Reconversión de Operaciones Cre­diticias, Programa Prorreactivación y el Fideicomiso para pago de salario y/o capital operativo con su producto denominado (Fisalco). Los recursos fueron canalizados vía 45 cooperativas, 14 casas de créditos y 5 centrales de cooperativas para otorgar préstamos para pagos de salarios y capital operativo de sus clientes.

Dejanos tu comentario

17H

¿Qué acciones debe emprender Tributación para lograr una mayor formalización?

Click para votar