La industria inmobi­liaria atraviesa por un proceso ya ini­ciado a principios del 2020, que afecta no solamente al país sino al mundo entero. Considerado como un hecho totalmente atípico, la pan­demia generó muchísimas incertidumbres y dudas de las consecuencias a mediano y largo plazo al sector.

No obstante, el sector sigue generando soluciones habi­tacionales que se adecuan a todos los sectores sociales, con el inicio de muchos pro­yectos inmobiliarios, pero que no pueden ser conside­rados como parámetro para analizar los efectos, ya que estos fueron gestados meses e incluso años antes de la pandemia. Es lo que señaló para este medio el presidente de la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobilia­rios (Capadei), Raúl Cons­tantino, en una entrevista para abordar la situación del sector, y señaló que más allá de lo acontecido y los esfuer­zos de los desarrolladores, hacen falta políticas públi­cas que incentiven al sector.

“Tanto este año como el anterior vimos muchas solu­ciones habitacionales para los distintos estratos socia­les, pero tenemos que sub­rayar que sin una política de crédito hipotecario real, que debe ser impulsada por el gobierno central, la cantidad de ofertas no son suficientes para todos”, expresó.En ese sentido, hizo hincapie en el segmento de la clase media-baja, para la cual se viene observando en los últimos años, una creciente oferta de productos en el gran Asun­ción, con unidades de depar­tamentos con valores que arrancan con precios desde G. 250 millones.

Es así que el auge en el desa­rrollo de proyectos inmobi­liarios se centra principal­mente en los departamentos residenciales, seguido por los desarrollos de edificios corporativos y comerciales, y por último las viviendas uni­familiares, acotó.

En cuanto al precio actual del metro cuadrado, men­cionó que es difícil definir un costo promedio, ya que como cualquier bien, los inmuebles dependen de un sinnúmero de característi­cas que determinan su valor como ser ubicación, calidad de los materiales, ameni­ties o servicios del edificio; piscina, gimnasio, salón de eventos, jardín y otros más. Sin embargo, Constantino prefirió estimar un rango de precios que va desde los US$ 800 el m2 hasta los US$ 1.900 por m2, dependiendo del tipo de inmueble.

FONDO DE GARANTÍA

Respecto del Fondo de Garantía para la vivienda, Raúl Constan­tino lamentó que no haya avanzado, pues de las intenciones a los hechos todavía hay mucho camino aún, dijo. “Las autorida­des del Gobierno deben concientizarse sobre la importancia de los efectos positivos del crédito hipotecario en la economía del país, tomando acciones a fin de lograr convertir al desarro­llo inmobiliario como un gran impulsor y potenciador del creci­miento económico”, subrayó. Es así que tiene la tarea de solu­cionar el problema de acceso a la vivienda de la población, por lo que esperan que las autoridades puedan liderar la recupera­ción económica con planes y proyectos que realmente benefi­cien a todos. Lo que debe incluir también a la vacunación de la población paraguaya contra el covid-19, de modo de revertir lo más pronto posible la emergencia sanitaria.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar