Se pronosticó que el 2021 será un año “razonable­mente bueno” para la oleagi­nosa, pese a las dificultades o complicaciones que puedan presentarse, según expresó Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), en con­tacto con Radio 1000. La caída en las exportaciones de la soja en el primer trimes­tre del año se debe a un des­fase producido por fenóme­nos climáticos, explicó.

Agregó que las lluvias de pri­mavera, que normalmente llegan entre agosto y setiem­bre, se retrasaron y se pre­sentaron recién a mediados de octubre, situación que derivó a vez en alteraciones en la temporada de siembra.

“Entonces lo que normal­mente se cosecha a par­tir del 5 de enero, este año arrancó el 15 de febrero y terminó a fines de marzo, entonces lo que normal­mente se exportaba en enero no había todavía porque estaba en el campo, no se cosecha, recién la cosecha comenzó en febrero y eso retrasó todo”, detalló. Cris­taldo estimó que la estadís­tica se estaría equilibrando entre mayo y junio.

El presidente de la UGP arremetió contra los sec­tores políticos que vuelven a proponer un aumento al impuesto aplicado a los granos, utilizando como argumento la necesidad de recaudar en tiempos de crisis sanitaria. “Estamos cansados definitivamente de los mentirosos, estos no son más que mentirosos que dicen que falta plata, pero son inútiles para manejar la gestión y la necesidad de la gente”, afirmó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar