El sector productivo de plásticos a nivel local cuenta con varios sub­sectores y cada uno forma parte de la industria, que en términos generales arrojó una disminución de la acti­vidad del 5 al 10% en prome­dio para algunas empresas durante el primer trimestre de este año, frente al mismo período del año anterior. Esto, dadas las circunstan­cias actuales de la pandemia que aún afecta a las empresas de forma asimétrica, ya que el efecto es diferente depen­diendo del tipo de empresa y el rubro al que se dedica, manifestó el presidente de la Cámara Paraguaya de la Industria Plástica (CPIP), Felipe Resck.

“La crisis en general afecta a las empresas con efectos dife­rentes, esto es asimétrico por­que en nuestro rubro, a algu­nos afecta más y otros menos, dependiendo a qué se dedica, pero en general según las con­versaciones que tenemos con los fabricantes y asociados del gremio, este primer trimestre hubo una disminución de la actividad”, expresó.

Resck mencionó que a finales del 2020 se había experimen­tado una especie de recupera­ción, que daba buenas seña­les para este 2021, pero que al cierre del primer trimestre se observó una ralentización de la actividad en los distin­tos rubros: bolsas, envases, líquidos, flexibles, preformas, pets, tubos y otros.

El citado escenario es a conse­cuencia de la poca demanda, que se mantiene frenado por la disminución del consumo, comportamiento que persiste al igual que la coyuntura actual en el mercado interno, dijo.

EXPORTACIONES ESTABLES

No obstante, pese a la pan­demia, que sin duda afecta a algunas empresas y cuya ten­dencia a la baja se mantiene, se dan algunos casos a la par de empresas que sí logran cre­cer, especialmente de algu­nas exportadoras que destina la producción al mercado bra­sileño.

Y es que las firmas que expor­tan al Brasil, país que si bien atraviesa una crisis, la caída no es significativa, y a raíz de la pandemia descuidaron algunos aspectos de produc­ción, que beneficiaron a las firmas locales de embalajes y corrugados.

ARGENTINA, COMPLICADA

Pero para las exportadoras que dependen o centran sus envíos a la Argentina la situa­ción sí es complicada, por el tipo de cambio muy desvalo­rizado del peso frente al dólar, a más de inconvenientes de la demanda y el sistema finan­ciero por las dificultades y trabas que tienen las empre­sas argentinas para importar.

Ante todo lo conversado, el titular de la CPIP reco­mienda en general más que nunca cuidar la gestión y los compromisos que se vayan a asumir, a más de trabajar con dedicación y empezar a trabajar en la recuperación.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar