La pandemia del covid-19 fue una prueba importante para la economía paraguaya en el 2020 y el nuevo repunte de casos y la actual situación sanitaria amenazan las pro­yecciones de crecimiento esperados para el 2021, de acuerdo resaltó el economista Alberto Acosta Garbarino.

El experto, empresario ban­cario y consultor, analizó la situación y dijo que la caída no fue tan fuerte debido al imparable trabajo en el sec­tor agrícola. La macro con­tinúa bien pero los sectores menores la tienen difícil, sos­tuvo en entrevista a través de la 1020 AM. Las declaracio­nes del experto coinciden con todos los análisis de consul­toras locales y regionales, así como por economistas loca­les. Paraguay, en promedio, crecería 4%, de acuerdo a las estimaciones, que hoy se ve en peligro de ajuste a la baja, principalmente por la demora del proceso de vacunación.

“Pensábamos que este año ten­dríamos la recuperación basada en dos aspectos; el primero era que tendríamos una buena cose­cha de soja, que se esta dando, tal vez no tan buena, pero sí a un mejor precio. Esto impli­cará para Paraguay un ingreso de casi 1.000 millones de dólares más que en el 2020. En segundo lugar está el plan vacunatorio, que estimábamos arrancaría en el primer trimestre, situación que no se dio y complica todas las estimaciones”, afirmó.

La consultora Desarrollo de Democracia (Dende) pro­yectó una expansión del Pro­ducto Interno Bruto (PIB) del 3,7% para este 2021, pero basado en un supuesto que no se está dando, por lo que se tendrá que revisar la pro­yección para abajo.

“Claramente los sectores se verán afectados, como los ser­vicios y comercios, aquellos vinculados al turismo y entre­tenimiento. El sector vinculado con comercio de frontera, por los problemas vinculados con lo que sucede en Argentina y Bra­sil. Por ende, vamos a crecer solo por el sector agrícola y por las inyecciones fiscales”, comentó.

El economista mencionó que el Estado seguirá endeudándose para poder mantener a la eco­nomía. “Ya empiezan los pro­blemas externos con el tema del endeudamiento, varios inver­sionistas ya se acercaron para saber qué es lo que está pasando en el Paraguay”, indicó.

DEMORA PUEDE LLEVAR A RESTRICCIONES

La demora en la llegada de las vacunas y del comienzo de la campaña de vacunación pueden llevar a restricciones de actividades y riesgos a la baja de la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 4%, señala el reporte Macro-Paraguay de Itaú, marzo del 2021. “El Gobierno declaró la alerta roja sanitaria dado que la cantidad de casos y falleci­mientos de covid-19 se encuentra en picos desde el comienzo de la pandemia.

La campaña de vacunación masiva no comenzó llevando a un aumento del descontento social y cambios en el gabinete de ministros”, menciona el análisis. Los analistas del banco señalan un retroceso en la actividad en enero, además de proyectar una expansión de 4% para el 2021.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar