Los comerciantes informa­les que ya fueron beneficiados con el subsidio Pytyvõ 2.0 no podrán ser adjudicados con la ayuda prevista para los comerciantes de frontera con la Argentina que afecta a unos 16 municipios, según el pro­yecto de ley que el Pode Eje­cutivo presentó al Congreso Nacional la semana anterior.

Tal situación se encuentra prevista en el artículo 8° del proyecto de ley que dice: “Se excluye del pago del subsi­dio establecido en la pre­sente ley a los trabajadores que hayan sido beneficiados con el programa Pytyvõ 2.0 Ley Nº 6.587/2020”.

Así también, en el artículo 9° se expresa que todos los comerciantes que se encuentren dentro de la informalidad deberán ser inscriptos ante la Subsecre­taría de Estado de Tribu­tación (SET) y en el tipo de impuesto que corresponda.

El ministro Óscar Llamosas explicó, días atrás, que pedi­rán a los congresistas el tra­tamiento y aprobación de la normativa lo antes posible, ya que existen aproxima­damente 19.000 potencia­les beneficiarios formales y 24.000 informales.

El titular de la cartera señaló que una vez que se tenga pro­mulgada la ley, se podrá ini­ciar los pagos en un plazo de 30 días. Los recursos serán utilizados del remanente del Pytyvõ 2.0, alrededor de US$ 10 millones. La cantidad de pagos dependerá del listado final de los beneficiarios que cumplan con los requisitos, pues no todos los inscritos podrían reunir los requeri­mientos establecidos. “En principio, el proyecto de ley prevé 4 pagos de 50% del salario mínimo para el sec­tor formal y 2 pagos de G. 500.000 para los trabajado­res informales. Sin embargo, la cantidad de desembolsos dependerá de la cifra total de beneficiarios”, explicó el ministro de Hacienda.

SERVICIOS BÁSICOS

En cuanto a los servicios bási­cos, la viceministra de Econo­mía, Carmen Marín, comentó que para los servicios de la Ande y la Essap se podrán diferir 3 meses y las deudas podrán ser financiadas hasta un total de 18 cuotas, sin inte­reses ni recargos.

Asimismo, el Crédito Agrí­cola de Habilitación otorgará líneas de crédito por más de G. 6.000 millones, refinancia­miento de productos finan­cieros covid que fue otorgado en marzo pasado y que estaba previsto pagar en 24 meses, pero se ampliará a 60 meses, con un año de gracia. Otra medida es que el BNF refi­nanciará los créditos conce­didos a clientes de las ciuda­des afectadas. Según datos de la entidad bancaria, el monto total de la refinanciación de los potenciales beneficiarios sería de US$ 22 millones. También se podrán refinan­ciar los créditos otorgados mediante el Fogapy para los sectores que ya fueron bene­ficiados bajo esta normativa.

Dejanos tu comentario

6H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar