La Secretaría de Pre­vención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) analiza todos los reportes de operacio­nes sospechosas (ROS) que le remiten los sujetos obli­gados (acorde a la Ley Nº 1.015/97 y 3.783/2009 que rigen la materia).

Para cumplir sus obligacio­nes por ley, esta institución aplica procesos de inteli­gencia artificial, automati­zados, a los ROS recibidos, luego selecciona los mismos con mayores riesgos y tras un largo proceso de análi­sis financiero, si se detectan indicios de lavado de dinero o financiamiento al terro­rismo u otros delitos prece­dentes, estos son comuni­cados de forma reservada a través de un informe de inte­ligencia financiera al Minis­terio Público.

La Unidad de Inteligencia Financiera desarrolló sis­temas tecnológicos para remitir los informes referi­dos a las autoridades compe­tentes, quienes reciben ins­trucciones para el acceso a la información de forma perso­nal, de acuerdo a su compe­tencia, a través de correos electrónicos con las indica­ciones de acceso a la plata­forma. Los destinatarios de los documentos son respon­sables de continuar con la cadena de custodia de la con­fidencialidad y la reserva de informaciones, conforme al artículo 32.

Asimismo, la Seprelad remi­tió 145 informes y notas de inteligencia estratégica a diferentes autoridades, siendo la Fiscalía el prin­cipal receptor. Del total de informes remitidos en el 2020, se obtuvieron infor­mación de un total de 778 ROS. El 86% corresponde a datos procesados para ela­borar informes de inteli­gencia, mientras que el 14% restante a información pro­cesada para la elaboración de informes de inteligencia financiera.

Entre los posibles deli­tos precedentes al lavado de dinero, que pueden ser identificados a partir de los ROS mediante mecanismos automatizados, se encuen­tran: corrupción 44%, con­trabando 20%, evasión 17%, narcotráfico 12%, otros 7%.

Dejanos tu comentario

5H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar