Si bien las medidas para prevenir el contagio del virus en el país se habían levan­tado parcialmente ya desde mediados del 2020, los resultados registrados por la Supervisión de Seguros del Banco Central del Para­guay (BCP) muestran que, ante la menor movilidad, los siniestros netos acu­mulados ocurridos de julio a diciembre ascendieron a G. 413,1 mil millones, cifra 3,4% interanualmente.

Por otra parte, el total de primas netas ganadas en este período fue de G. 1,01 billones, cayendo 0,1%, variación menor a la de los siniestros. Con esto, el resultado técnico bruto del período ascendió a G. 599,9 mil millones, 2,3% supe­rior a lo registrado de julio a diciembre del ejercicio 2019.

Los ingresos por primas directas ascendieron a G. 1,3 billones, 2,1% superior interanualmente, en la que los seguros para automóviles representan 43,1% y los de vida 15,6%. En lo referente a estos últimos, el BCP emitió nuevas reglas interpretati­vas según las cuales las enti­dades financieras no podrían ser al mismo tiempo bene­ficiarias y corredoras dado que al percibir comisión podría existir conflicto de intereses, señala la consul­tora Mentu.

El empresario del sector, Eduardo Nakayama, presi­dente de Aseguradora Para­guaya, dijo que lo que se va a restringir es que un banco pueda oficiar de intermedia­rio por seguros colectivos. “Siempre hubo discusión sobre este tipo de contrata­ciones sobre la libertad del usuario para elegir la com­pañía”, afirmó en comunica­ción con radio Ñandutí.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar