Autoridades y refe­rentes del sector fluvial prevén ir hasta la Argentina para ver soluciones con el vecino país ante una nueva traba que puede ser implementada en breve, explicó el viceministro de Relaciones Económicas e Integración de la Cancillería, con rango de embajador, Raúl Cano.

El diplomático paraguayo explicó que el motivo del viaje guarda relación con varios aspectos económicos y políticos, entre ellos la reso­lución emitida por el Minis­terio del Transporte de la Argentina sobre la reserva de cargas, a ser destinadas netamente a embarcaciones de bandera argentina a aque­llas que podrán ser embar­cadas en buques de bandera paraguaya.

Explicó que el efecto comer­cial de la reserva de carga que pretenden activar desde la Argentina es muy poca, ya que la mayor carga que adquiere el Paraguay pro­viene de Brasil, Bolivia y de aquellas que se originan en puertos locales. Sin embargo, se deben tomar cartas en el asunto. “Eso no significa que vamos a quedarnos de bra­zos cruzados, estamos viendo en colaboración con todas las instancias pertinentes para ver una estrategia de negocia­ción e ir hasta Buenos Aires y solucionar esta problemá­tica”, explicó el embajador.

El viaje está previsto para la semana que viene, pero posi­blemente sea postergado para discutir internamente cier­tas cuestiones, ya que tam­bién se debe gestionar una visa diplomática.

Por su parte, Esteban dos San­tos, presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marí­timos del Paraguay (Cafym), explicó que la postura de la Argentina aún se debe regla­mentar y que, incluso, existen diferencias internas en ese aspecto. “Esto se debe solu­cionar de alguna manera. Si bien no será un problema grande comercialmente, sí puede generar ciertos atrasos tanto en la importación como exportación desde nuestro país”, manifestó Dos Santos.

Comentó que la decisión de Argentina va a contramano del Acuerdo de Hidrovía, que es el canal más utilizado por las embarcaciones de ban­dera paraguaya para el trans­porte de carga. Afirmó que entre el 75% y 85% del comer­cio exterior paraguayo se pro­duce a través de la hidrovía y del 30% al 35% de la econo­mía paraguaya depende de las agroexportaciones, que en un 60% se ejecuta por los cana­les donde rige el Acuerdo de Hidrovía.

TRATO IGUALITARIO

Esteban dos Santos aclaró que Paraguay divide en dos el río Paraná, entre Pilar y Corrientes hasta el Río de la Plata y desde Pilar y Corrientes hasta un poco más arriba de Itaipú. A la segunda parte la conocemos como Alto Paraná, donde no rige el Acuerdo de Hidrovía. Agregó que la Ley de Reserva de Carga que cuenta el Paraguay no afecta a Argentina y que siempre dio tratamiento igualitario a las embarcaciones extranjeras cuando estas solicitaban el permiso para sacar cargas del territorio para­guayo. “Paraguay tiene su propia ley de Reservas de Cargas que es aplicada solo para la importación o exportación desde o hacia puertos que están por fuera del Acuerdo de Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraguay-Paraná (Puerto de Cáceres-Puerto de Nueva Palmira), firmado por Paraguay, Boli­via, Brasil, Argentina y Uruguay”, explicó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar