El Banco Central del Paraguay (BCP) dio a conocer el reporte relacionado a la infla­ción de enero de este año, medida por la variación del Índice de Precios al Con­sumidor (IPC), que fue del 0,5%, superior a la tasa del 0% observada en el mismo mes del año anterior. Con este resultado, la infla­ción interanual se ubicó en 2,6%, resultado superior a la tasa del 2,2% observada en diciembre del 2020, pero inferior a la tasa del 2,8% verificada en el mismo mes del año anterior. En tanto que la inflación interanual medida por este indica­dor alcanzó una tasa de 1,9%, igual a la tasa de 1,9% observada en el mes ante­rior, pero inferior a la tasa de 2,5% verificada en el mes de enero del 2020.

De acuerdo a los técnicos, el resultado de la inflación del mes de enero estuvo carac­terizado por un incremento en los precios de los alimen­tos, de los gastos de la salud y de los alimentos consu­midos fuera del hogar, los cuales estuvieron atenua­dos por las disminuciones en los precios del cemento y de ciertos bienes durables. En cuanto a los bienes ali­menticios, se destaca la suba de la carne vacuna; según los referentes del sector cárnico, dicho aumento se corresponde con la trayec­toria al alza de los precios internacionales del pro­ducto, los cuales favorecen a su exportación y terminan limitando la oferta interna, elevando el precio local. Algunos bienes sustitutos de la carne vacuna, como la carne de ave, de cerdo, los embutidos y otros derivados de la carne, también regis­traron aumentos de precios.

Asimismo, se observaron aumentos de precios en aceites, panificados, pas­tas alimenticias y arroz, entre otros. No obstante, estos incrementos fueron atenuados por las reduccio­nes de precios registradas en productos lácteos, que­sos, huevos y azúcar. Mien­tras los alimentos consumi­dos fuera del hogar también mostraron incrementos, destacándose las comidas y bebidas servidas en bares y restaurantes, así como los alimentos preparados para llevar. Según referentes del sector, estas variaciones estarían relacionadas al incremento en los insumos utilizados en la preparación de los mismos, en particular en las carnes.

Con respecto a los gastos en salud, se verificó un creci­miento en los precios de los productos farmacéuticos (analgésicos, antihistamíni­cos y vitaminas), los produc­tos no farmacéuticos (alco­hol) y los servicios médicos (servicios de laboratorios y servicios hospitalarios).

Sin embargo, dentro del con­junto de bienes durables de la canasta, destacaron las dis­minuciones de precios regis­tradas en los autovehículos, las tablets, los televisores y otros productos relaciona­dos a la apreciación del gua­raní respecto al dólar nor­teamericano observada en el transcurso del mes. No obs­tante, dichas reducciones se vieron compensadas por los incrementos en ciertos electrodomésticos, como los equipos de climatización, las heladeras y las congeladoras, debido a una mayor demanda de este tipo de productos en esta época del año.

DISMINUYÓ EL PRECIO DEL CEMENTO

En relación con los precios de los bienes y servicios para el mantenimiento de la vivienda, en enero se observó una disminución en el precio del cemento. Esto, según referentes del sector, se debió a una mayor oferta relativa a los meses previos, parcialmente explicada por un aumento en la importación del producto como consecuencia de la mejora en la navegabilidad del río Paraguay.

Sin embargo, en la misma agrupación también se observaron aumentos en ciertos servicios de mantenimiento, como los ofrecidos por los electricistas y pintores, y en productos como el vidrio, el ladrillo y las pinturas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar