Bancop SA recibió el apoyo de FMO (Netherlandse Financierings-Maatschappij Voor Ontwikkelingslanden NV), Banco de Desarrollo Holandés, quien otorgó un préstamo de US$ 7.500.000 a 7 años de plazo. Estos fondos serán utilizados para el financiamiento principalmente del sector productivo a largo plazo a pequeñas y medianas empresas.

“Es el 3er. préstamo que recibimos, completando así US$ 25 millones, lo que nos permite reforzar en gran medida el apoyo crediticio que brindamos al sector mencionado, con alta participación en el rubro agropecuario. De esta forma recibimos el respaldo para seguir creciendo y así cumplir con uno de nuestros objetivos estratégicos”, dijo Dimas Ayala, director gerente general de Bancop.

Agregó que para Bancop este aporte refleja la confianza de un banco multilateral importante, que opera en el país y en la región, apoyando principalmente el desarrollo y la recuperación económica por la pandemia del covid-19. “Al mismo tiempo ratifica nuestro compromiso con el desarrollo del país. Este es el momento para estar con nuestros clientes, apoyando la reactivación económica en todos los sectores de nuestra economía”, menciona Ayala.

HISTORIA DE BANCOP

Con sede en Asunción, Bancop es el único banco de propiedad de las principales cooperativas de producción en Paraguay. El banco comenzó a operar en julio del 2012, ahora cuenta con doce canales de atención, que incluyen su sede en Asunción, ocho sucursales, dos centros de Atención al Cliente (CAC) y un corresponsal no bancario, todos estratégicamente ubicados en las zonas más productivas del país. Bancop se compromete a ofrecer productos y servicios de alta calidad, innovadores y competitivos a sus clientes. Su misión es apoyar el desarrollo sostenible del Paraguay, brindando servicios financieros a los diferentes sectores económicos.

OPERA EN MÁS DE 85 PAÍSES

FMO es el Banco de Desarrollo Empresarial Holandés que opera en más de 85 países, apoyando la generación de empleos y de ingresos para mejorar la vida de las personas en varias partes del mundo. Ayuda a las empresas a operar y crecer de forma transparente de una manera ambiental y socialmente responsable.

“Busca que sus clientes, con la adopción de buenas prácticas, puedan tener un amplio impacto positivo en el desarrollo local. Crear empleos, proporcionar ingresos a las personas, generar impuestos y contribuir a un sector privado saludable. Esto hace posible construir una economía local que ofrezca oportunidades a las personas de hoy sin comprometer las oportunidades de las generaciones futuras”, explicó Dimas Ayala.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar