El Grupo Toyotoshi no dejó que este mes pasara desapercibido, tiñendo de rosa la fachada de sus locales en San Lorenzo y Reco­leta, apoyando a quienes luchan contra el cáncer de mama e instando a tomar conciencia sobre la detección temprana vía autoexamen.

“El cáncer de mama es una enfermedad silen­ciosa, de allí la importancia de concienciar desde donde poda­mos, para prevenirlo. Durante octubre llevamos a cabo una serie de acciones internas que apuntan a despertar esta con­ciencia en nuestro equipo de colaboradores: mensajes de concienciación impresos en los espejos de los baños de damas, charlas gratuitas sobre preven­ción y sensibilización e incluso importantes descuentos para realizar mamografías”, dijo Francisco Palau, gerente de Marketing de Toyotoshi SA.

Dejanos tu comentario

7H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar