En medio de estric­tos protocolos sani­tarios y con al menos cuatro tasas aeroportuarias exoneradas, el Aeropuerto Internacional Silvio Petti­rossi se apresta para reacti­var los vuelos comerciales a partir del miércoles 21 de octubre. Con la reapertura se volverá a dar vida también a la industria del turismo aéreo, luego de 7 meses de inacti­vidad.

El presidente de la Dirección Nacional de Aero­náutica Civil (Dinac), Félix Kanazawa, conversó con GEN sobre cada una de las exigencias que los pasajeros deberán cumplir tanto para ingresar al Paraguay así como para embarcar al país de des­tino. Aclaró que la ocupación de los asientos dentro de las aeronaves será del 100% –sin distanciamiento físico–, pero se mantiene el uso obligatorio de tapabocas.

Explicó que los pasajeros que precisen entrar al país, antes de embarcar, deberán presen­tar un test negativo de covid-19 (PCR negativo), además de portar una ficha de salud del viajero y un seguro médico con cobertura internacional que contemple el tratamiento del nuevo coronavirus. “De esa manera, de acuerdo a la cantidad de días que va a permanecer en nuestro país, si es menos de siete días no está obligado a guardar cua­rentena, solo si sobrepasa el sétimo día deberá realizar un segundo test de covid-19 para estar liberado y la cua­rentena lo puede realizar en su domicilio o si es un caso de extranjero, en hoteles salud o un lugar donde declare que va a guardar la cuarentena. Los compatriotas que deseen via­jar al exterior deberán infor­marse muy bien de las restric­ciones aplicadas en el país de destino. Con esa información, deberán munirse de los requi­sitos para ingresar a ese país”, enfatizó.

Con respecto al protocolo dentro de la aeronave, ase­veró que por recomenda­ción de la misma Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) habrá un 100% de ocu­pación de asientos dentro de los aviones.

“Tuvimos varias reuniones con la IATA y reco­mienda ya por la tecnología misma que poseen las aerona­ves de última generación que son los filtros hepa, que son de un sistema de ventilación vertical que cada 3 minutos va renovando el aire dentro de la cabina de la aeronave. Entonces, da una pureza de casi 99,9% libre de virus y bac­terias, comparable con una unidad de terapia intensiva. Entonces, recomienda que la ocupación de asientos sea del 100%, sin ningún distancia­miento entre asiento”, refirió, e insistió en que se mantiene el uso obligatorio de tapabo­cas, tanto dentro del edifi­cio aeroportuario como en el interior de la aeronave.

Kanazawa recordó que como muestra de empatía con la gol­peada industria y a pedido de las compañías aéreas, en agosto pasado el Gobierno dispuso la exoneración de cuatro tasas aeroportuarias: las de servicios de seguridad al vuelo, estacionamiento de aeronaves, operaciones y ser­vicios de terceros. La medida rige por seis meses. “Es una forma de incentivar y de recu­perar también esta industria muy fuertemente golpeada por la pandemia”, concluyó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar