El Producto Interno Bruto (PIB) trimestral registró una caída interanual de -6,5% en el 2º trimestre del 2020 y acumuló una disminución de -0,9% al 1er semestre del 2020, según el reporte de Cuentas Nacionales Trimestrales del Banco Central del Paraguay. El economista jefe del BCP, Miguel Mora, dijo en conferencia de prensa, que los datos sorprendieron al alza, respecto a lo que eran las perspectivas del BCP, respecto a la evolución de la actividad económica de meses atrás. “Sobre todo al registrar caídas tan fuertes como en abril, y mayo, meses puntuales. Las perspectivas mejoraron desde julio, por lo tanto, una actividad más fuerte se sustentó en el sector primario y en la campaña agrícola 202/2021, además de la ganadería y las construcciones”, acotó.

Enfatizó que dada la evolución y de la corrección para el 2º trimestre del año, debido al comportamiento agrícola, las perspectivas mejoraron para el 2º semestre. “Consideraos que tanto los crecimientos que vimos en algunos sectores, así como caídas, en meses atrás, se atenuaron bastante. Pero siguen algunos muy golpeados, como los comercios, restaurantes, entre otros”, afirmó.

Desde el enfoque de la oferta, las actividades económicas con mayor incidencia negativa en el comportamiento interanual fueron servicios, algunas ramas de la industria y electricidad y agua. No obstante, la agricultura y la ganadería, así como las construcciones, incidieron positivamente atenuando el resultado interanual. El sector de la construcción presentó un crecimiento interanual de 9,0% respecto al mismo trimestre del 2019. El comportamiento de la actividad estuvo influenciado, principalmente, por el mayor dinamismo observado en la ejecución de las obras, principalmente las públicas. En este escenario, se registró un importante crecimiento en la demanda de los principales insumos empleados por el sector, como el cemento y el asfalto. Asimismo, las condiciones climáticas también coadyuvaron al desempeño de este sector durante el 2º trimestre.

Por su parte, el sector de los servicios registró un desempeño negativo, principalmente por la emergencia sanitaria por covid-19 y la cuarentena implementada, cayendo 10,9% respecto al mismo trimestre del 2019. Desde la perspectiva del gasto los componentes con mayor incidencia negativa han sido el consumo privado y la formación bruta de capital. A su vez, el consumo del gobierno y las exportaciones netas incidieron de forma positiva, mitigando la caída interanual desde esta perspectiva.

Dejanos tu comentario

10H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar