El economista y ex titu­lar del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovi­nos, opinó que las proyec­ciones de la actividad econó­mica del mercado local están mejorando y que el rebote está siendo más fuerte que el ini­cialmente proyectado. Esto, conforme a los últimos datos de las proyecciones del Indi­cador Mensual de Actividad Económica (Imaep), que regis­tró un crecimiento de 0,9% en julio frente al mismo período del 2019, logrando así por segundo mes consecutivo un crecimiento interanual pese a la pandemia, conforme al reporte preliminar del BCP.

A través de un posteo en Twi­tter indica que el crecimiento mensual iría desacelerándose en los próximos meses, y que podría ser incluso negativo, pero, no obstante, la contrac­ción del producto interno bruto (PIB) en el 2020 sería mucho menor y estaría en un rango entre -1% y -2%. Según el Imaep, en el comporta­miento interanual de julio incidieron desempeños posi­tivos registrados en la agricul­tura, la construcción y algu­nas ramas de la industria, pero también se observaron resul­tados negativos en los servi­cios, la ganadería, electricidad y agua.

Señaló que si bien los datos están siendo favorece­dores, el retorno a la normali­dad no es homogéneo en todos los sectores, ya que algunos recuperaron todo su dina­mismo, pero otros permane­cen en un nivel de actividad muy por debajo al observado en la prepandemia, lo que tam­bién tiene un impacto diferen­ciado en el mercado laboral. Es así que con base en el reporte señalado, se observa que la producción de algunos culti­vos, como la soja y el maíz, fue ajustada al alza, dando como resultado un desempeño más favorable en la agricultura, al igual que en la construcción, que registró un importante crecimiento interanual, expli­cado por la mayor ejecución de las obras, sobre todo públicas.

En tanto que en el sector industrial, los registros dan signos positivos en la produc­ción de lácteos, molinerías y panaderías, otros alimentos, químicos, maderas, maquina­rias y equipos, la fabricación de minerales no metálicos, meta­les comunes y productos metá­licos. “Vemos que empieza a ganar gradualmente mayor peso el objetivo de consolida­ción fiscal y monetario versus una política totalmente laxa de reactivación en primer lugar, y segundo, que las polí­ticas focalizadas serán más relevantes en la coyuntura que las agregadas contracíclicas como ser las obras”, explicó respecto a las implicancias de las políticas públicas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar