La Asociación de Emprendedores del Paraguay (Asepy) identificó que en el mes de agosto la ejecución de Fogapy cayó en un 62%, en compa­ración con el mes anterior. Las entidades financie­ras alegan que la garantía ampliada de Fogapy no es suficiente y las tasas siguen siendo bajas para conce­der créditos a las mipymes. Ahora, la propuesta es que el Estado absorba la dife­rencia, a fin de salvar unos 600.000 empleos.

Días atrás, los miembros de Asepy lamentaban que el sector financiero no estaba res­pondiendo en la medida de lo necesario en un contexto de crisis como el que esta­mos viviendo. “Se aprobó la ampliación de garantía al 90%, y se incrementó la tasa de créditos menores a G. 100 millones al 12,5%. Se suponía que con esto vería­mos un salto en la ejecución. Pero retrocedimos, en julio se concedieron 3.267 prés­tamos de garantía; mientras que, en agosto solo 1.249, una caída de 62%”, afirmó Bruno Defelippe, presidente de la asociación.

Según Defelippe, luego de conversar con represen­tantes de la Agencia Finan­ciera de Desarrollo (AFD) y otras entidades bancarias notaron que los préstamos no se desembolsaron por­que la garantía por sí sola sigue sin ser suficiente para el sector financiero. Los entes hablan de que para que puedan entregar crédi­tos Fogapy, el tope de la tasa debe aumentarse, expresó. Ante la extrema necesidad que sufre el sector mipyme, el planteamiento ahora sería que las compañías bancarias aumenten o liberen el tope de la tasa, pero que el Estado se haga cargo de la diferen­cia, ya que el emprendedor no puede pagar más del 10% de intereses.

“La idea es asegurar que el financiamiento llegue, pero tampoco es posible que un emprendedor pague más del 10% por el contexto de la pandemia. Si queremos que el dinero alcance a esas personas, el Gobierno debe diseñar un sistema de incen­tivo para las entidades”, dijo. Para Defelippe, Fogapy debe tener como objetivo ayudar al menos 50 mil empresas, protegiendo así, a unos 600 mil empleos.

Recordó que por medio de asepy.org/creditocovid gestionaron los pedidos de financiamiento de 60 mipymes, logrando captar G. 3.000 millones en crédi­tos Fogapy. Todo gracias al equipo de asesores financie­ros voluntarios de Asepy.

BRAZOS CAÍDOS DE ENTIDADES

La ejecución acumulada de Fogapy al 30 de junio es de 8.775 créditos otorgados, al 31 de julio 12.042, y hasta el 26 de agosto, 13.501. Por ello, una de las hipótesis que sostienen desde Asepy es que los entes financieros están haciendo bra­zos caídos y no quieren hacer uso de la herramienta, espe­rando que se saque el tope de la tasa, pues va en contra de sus intereses.

Para Asepy es inentendible cómo los bancos más grandes son los que menos ejecutaron el Fogapy, pues supues­tamente no les “cierra” los números, pero algunos lanzan un producto como “crédito personal” con condiciones muy buenas, señala Bruno Defelippe, que es positivo que haya un producto así y tal vez sea un efecto indirecto del Fogapy que ayudó a cambiar la oferta crediticia.

Dejanos tu comentario

8H

Según se menciona, quien ocupará el cargo que dejará Benigno López es uno de sus viceministros, usted ¿por quién optaría?

Click para votar