Según estimaciones del Banco Central del Paraguay (BCP), en el 2020 el sector de cons­trucciones crecería en torno al 3,5%, cifra superior en 2,4 puntos porcentuales a lo registrado en el año ante­rior, y tendría una participa­ción del 6,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Esta mejora se podría explicar por la reactivación gradual de las obras civiles y por la decisión del Gobierno de tomar como ruta de incentivo económico al aumento de inversión en obras públicas, señala el aná­lisis de la consultora Mentu.

Los analistas afirman que para solventar dicho creci­miento el sector requeriría de más créditos. A junio, el saldo de los créditos banca­rios a este fue de G. 2.521 mil millones, cifra 9,4% superior interanualmente, mientras que en el sistema financiero fue de G. 52,3 mil millones, 20,8% menos que lo regis­trado en el mismo período del 2019.

Por otra parte, el aumento de obras civiles y públicas a par­tir de mayo mejoró la capa­cidad de pago en este sector, con lo que la tasa de morosi­dad disminuyó 1,4 puntos en el sector bancario y 2,1 en las financieras, presentándose así una reducción interanual de 42,3% en la cartera de cré­ditos vencidos del segmento.

Mentu enfatiza que en los últi­mos 10 años el sector de obras en Paraguay creció en prome­dio al 5,2%; es decir, cada año realizaba un aporte prome­dio de G. 11 billones en el PIB, totalizando G. 110,1 billones en la década. “La apuesta por el sector de la construcción es porque las obras públi­cas emplean a una cantidad elevada de trabajadores, no depende directamente de la actividad comercial y genera un efecto multiplicador en el PIB. Cabe destacar que en los últimos 3 años este sec­tor ha empleado en promedio al 7,5% de la población ocu­pada total del país por año; es decir, más de 249 mil perso­nas”, comentan los analistas de la consultora.

Pero el desarrollo de las obras depende también de la cantidad de insumos dis­ponibles, considerando que la demanda requiere de por lo menos 80 mil bolsas de cemento por día. De esta demanda, se cubre cerca del 40% con la producción de la cementera Yguazú, el 50% con la producción de la Industria Nacional del Cemento (INC) y el restante 10% con la importación.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar