El objetivo de brindarle acceso al crédito al sector privado, que no se está cumpliendo en gran medida, evidencia que hay aspectos que se deben cuidar más, como ser crear otro mecanismo que podría equipararse con el Fondo de Garantía para las Pymes (Fogapy), con un subsidio estatal en las tasas de cré­ditos para que los bancos puedan “liberar” los fon­dos. Lo dijo el responsable de los departamentos de Aná­lisis Económico y Finan­zas de CPA Ferrere Uru­guay, Gabriel Oddone, quien expuso recientemente sobre las perspectivas económi­cas, y resaltó que la inyec­ción de liquidez que desde el Banco Central del Para­guay (BCP) se liberó, no se está canalizando bien, ya que las mismas políticas de riesgo de las distintas enti­dades financieras lo impiden, refiriéndose a la reglamenta­ción interna de cada banco.

“Para que la liquidez fluya existen mecanismos con los que se puede reforzar la inyec­ción, como ser el Fondo de Garantía para las Pymes que de hecho ya es empleada pero sin llenar mucho las expec­tativas de las mipymes y, por otro lado, está la posibilidad de un subsidio estatal de tasas temporal, por un periodo de tiempo determinado, uti­lizando los recursos públi­cos”, sugirió. Esto, debido a que los bancos pese a contar con dicho fondo no liberan los créditos, ya que a más del riesgo existe una incertidum­bre de cómo avance los meses siguientes respecto a la crisis, por lo que prefieren ser caute­losos ante las miles de solici­tudes de créditos que recep­cionan semana tras semana.

ALTERNATIVA

Por su parte, el economista Aníbal Insfrán, coincidió en que es una alternativa fac­tible, pero lo que sucede es que no entiende muy bien lo que las entidades de la banca privada quieren, pese a contar ya con una garan­tía estatal precisan de tasas más altas para sentirse más resguardados, y que al final al momento de realizar los desembolsos son los fondos propios los que salen, y que quizás sea ese el miedo.

No obstante, recomendó que lo ideal es insistir con los mecanismos ya existen­tes que es el Fogapy, y den­tro de esa alternativa válida recurrir al Banco Nacional de Fomento (BNF), que se está adaptando a la demanda y ya tiene tasas más razonables, y que en algún momento la banca privada deberá tam­bién seguir sus pasos.

“Para mí lo de subsidiar la tasa ya sería una tercera opción, que es factible, pero la pregunta es realmente hace falta, porque el Gobierno ya puso a disposición el fondo de garantía, y ahora es una cues­tión de negociación para libe­rar los créditos, expresó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar