Gracias al aumento en el pre­cio del tomate, que ronda entre los 4.000 y 5.500 guaraníes por kilo, los horticultores de Caa­guazú y Alto Paraná aumenta­ron sus ganancias. Además de los buenos precios, la produc­ción es abundante y de calidad, explica Ciro González, horti­cultor de Colonia Yguazú, Alto Paraná, que cuenta con 2 hectáreas de tomate y locote bajo invernadero y 7 hectá­reas libres con sandía, zapa­llito, melón y cebolla.

“El clima y las lluvias ayudaron bastante a la buena calidad y alto ren­dimiento en nuestras hectá­reas. Estamos en un muy buen momento y esperamos que el Gobierno apoye siempre lo nacional, combatiendo el con­trabando para que podamos seguir creciendo”, dice.

El informe de la Unión de Gre­mios de la Producción (UGP) afirma que el horticultor tra­baja con ayuda de sus hijos que pudieron estudiar ingeniería agronómica gracias al trabajo hortícola. “Ellos manejan casi toda la producción. Creo que es importante que los jóve­nes trabajen en el campo sus propias tierras y se formen para ello”, expresó.

Mientras que Gregorio Ocampos, hor­ticultor de Caaguazú, dijo que tanto el tomate como el locote están teniendo precios de entre 5.000 y 5.500 gua­raníes por kilo. “Contamos con una producción abun­dante en esta cosecha y esta­mos vendiendo muy bien. Por el momento los importadores son los que se están quejando porque, según dicen, no están obteniendo ganancias”, señala.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar