La caída del valor de las exportaciones en el primer trimestre del 2020 se inscribe en una tendencia de contracción de mediano plazo que, según el índice líder, se estima per­manecerá invariada en los próximos meses. Es decir, el modelo incluso prevé una profundización de la con­tracción en el marco de la crisis global causada por la pandemia, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En Paraguay las exporta­ciones se contrajeron 3,9% interanual en el primer tri­mestre del 2020, represen­tando una caída menor a la del año previo (-11,9%).

El informe presenta esti­maciones de los flujos de comercio internacional de América Latina y el Caribe en el 2019 y una actualiza­ción hasta el primer trimes­tre del 2020. Fue preparado por el Sector de Integración y Comercio (INT) del Banco Interamericano de Desa­rrollo (BID) en colabora­ción con su Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (Intal).

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

\Las exportaciones de Boli­via (1,7%) y Ecuador (1,4%) fueron las únicas que mos­traron un desempeño posi­tivo. La subregión fue afec­tada tanto por la dinámica de los precios de los produc­tos básicos, como por la dis­minución de los volúmenes exportados.

CAÍDAS PROFUNDAS

Las caídas más profun­das se observaron en los envíos a Estados Unidos (-15,2%) y América Latina y el Caribe (-11,9%), que explicaron más de dos ter­cios de la contracción total. Asimismo, disminuyeron las ventas externas al resto de los principales destinos, excepto a Asia (excluyendo China).

Las exportaciones de bie­nes de América Latina y el Caribe cayeron a una tasa estimada de 3,2% inte­ranual en el primer trimes­tre del 2020. Si bien aún no lo registra plenamente, el dato empieza a manifestar el impacto de la crisis eco­nómica desatada por la pan­demia del covid-19.

IMPACTO EN LOS PRODUCTOS

De acuerdo al informe, Sudamérica fue particu­larmente afectada por la caída de los precios de los productos básicos, marcada por la fuerte corrección en la cotización del petróleo y la persistencia de la ten­dencia bajista en la mayoría de los productos agrícolas y minerales.

El impacto de las variables nominales, que reaccio­naron rápidamente a las expectativas de una rece­sión global, fue progresiva­mente amplificado por la contracción de la demanda real en los principales socios comerciales.

Dejanos tu comentario