La producción gana­dera tuvo un impor­tante desarrollo en la última década en la Región Occidental del país, y en este periodo de tiempo la población bovina registró un crecimiento del 83%, según un estudio realizado por la Asociación Rural del Paraguay (ARP), en conjunto con organismos internacionales.

La población bovina del Chaco cierra este año con 6.473.531 cabezas, que corresponden a un aumento de 2.944.163 cabezas en los últimos 10 años; ya que, en el 2009 el hato bovino estaba en torno a 3.529.38 cabe­zas, comunicó el gremio que aglutina a los productores pecuarios.

Si bien, la superficie empleada por el sector gana­dero aumentó en los últimos diez años, el principal factor impulsor del crecimiento del hato ganadero se debió a la implementación de tec­nología en los campos, des­taca Esteban Vasconcellos, directivo de la ARP.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

SUPERFICIE

La superficie empleada por la ganadería es de 11.247.866 hectáreas, que representa un aumento del 37% en rela­ción a la superficie utilizada una década atrás, que estaba en el orden de las 8.187.729 hectáreas.

La carga de animales por hectárea experimentó una mejora del 35% y pasó de 0,43 cabezas por hectárea del 2009 a las 0,58 cabezas por hectárea del 2019, des­taca el informe de la ARP.

IMPORTANCIA

El Chaco abarca el 60% del territorio nacional. En el mismo reside el 3% de la población y representa el 32% de la producción de leche, el 45% de la carne exportada y actualmente está en firme expansión de la frontera agrícola. El Chaco es la principal región en expansión de la ganadería en el país y tiene aún mucho potencial por desarrollarse.

En esta zona del país se está apuntando a mejorar el acceso a la tecnificación para lograr mejores niveles de productividad por hectá­rea. Se busca la intensifica­ción de los ciclos productivos para generar una mayor pro­ducción de carne y leche, que son los principales rubros de esta zona del país.

Dejanos tu comentario