En el acumulado ene­ro-noviembre de este año, las exportacio­nes de carne bovina regis­traron una merma de 4% en comparación al mismo período del año pasado, en un contexto de menor acti­vidad de la industria.

Según el informe mensual de comercio exterior del Ser­vicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), hasta el cierre del undé­cimo mes del año se embar­caron 224.403 toneladas de carne vacuna, 8.797 tonela­das menos que el volumen exportado en el mismo período del año pasado, que fue de 233.200 toneladas.

El repunte de las exporta­ciones de la proteína roja en los últimos meses aún no alcanza para compen­sar el flojo desempeño del primer semestre del año, lo que explica la retracción registrada en el acumulado del 2019.

INGRESOS

Hasta noviembre el comer­cio exterior de la proteína roja generó US$ 924,7 millo­nes, que corresponden a una caída de 7% en compara­ción a los US$ 990,0 millo­nes generados en el mismo período del año pasado, señalan los datos del servicio veterinario oficial. Teniendo en cuenta estos datos, se des­prende que el rubro generó US$ 65,8 millones menos en lo que va del año.

Hasta el undécimo mes del año los exportadores de carne operaron con 42 diferentes mercados. Uti­lizando el índice de ingreso de divisas, Chile fue el principal mercado y tuvo una participación de 33%. Los restantes destinos en importancia fueron Rusia con el 28%, Israel 11%, Tai­wán 7%, Brasil 7%, Unión Europea 3%, Vietnam 3% y los restantes mercados con el 6% de incidencia, según el reporte de la institución sanitaria animal.

PRECIOS

El precio promedio de expor­tación de carne bovina fue de 4.188 dólares la tonelada entre enero y noviembre de este año, que representa una leve disminución de 1,3% en com­paración al año pasado. En los últimos meses se observó una importante recuperación de los precios en mercados fun­damentales para la proteína roja vacuna.