La última proyección del Banco Central del Paraguay (BCP), res­pecto al comportamiento del Índice de Precios al Con­sumidor (IPC), fue de 3,2% desde 3,7%, a raíz de la ten­dencia decreciente de los pre­cios. En tanto, se estima que cerrará incluso por debajo de lo que se espera, ya que en solo 11 meses del 2019 se acumuló una inflación de 2,2%.

La inflación del mes de noviembre del 2019 es infe­rior a la tasa del 0,7% obser­vada en el mismo mes del año anterior. Con este resultado, la inflación acumulada en el año también está por debajo del 3,5% verificado en el mismo periodo del año 2018.

En noviembre se destacan principalmente incremen­tos de precios verificados en los bienes alimenticios, en los bienes duraderos y en algunos servicios de la canasta, según explicaron los técnicos del Banco Central del Paraguay.

En alimentación se destaca la suba de precios observada en la carne vacuna, que, de acuerdo a manifestaciones de agentes del sector, responde a una menor oferta de ganado, debido a las leves mejoras de las condiciones climáticas registradas, como así tam­bién a una mayor demanda externa verificada a niveles de precios mayores a las regis­tradas en meses anteriores, que termina por trasladarse a los precios internos.

Por otra parte, en los bie­nes para el mantenimiento y reparación del hogar se observó un aumento en el precio del cemento, que en opinión de agentes del sector responde a una menor oferta local. Con relación a los servi­cios se mencionan los incre­mentos de precios en servi­cio de reparación de equipos para el hogar, servicio de cui­dado personal, pasaje aéreo, pasaje internacional y paque­tes turísticos, tanto al interior como al exterior, y servicios relacionados a la salud como los registrados en consulta médica, atención odontoló­gica y servicios hospitalarios.

Finalmente, los bienes dura­deros importados registra­ron leves aumentos de pre­cios como los identificados en los vehículos, electrodomés­ticos para el hogar y equipos audiovisuales, que responde al comportamiento del tipo de cambio del guaraní respecto al dólar observado en el periodo pasado, a pesar de la aprecia­ción observada en noviembre.