El 2020 será un año mucho más favora­ble que este 2019 tras el inicio de la campaña sojera y con toda una proyección muy positiva, afirmó Liana Caballero, uno de los miem­bros del Directorio del Banco Central del Paraguay (BCP). “No creo que tengamos el mismo efecto climático ni en la soja ni en la parte hídrica, dos áreas que tuvieron pro­blemas el año pasado. Por lo tanto, una recuperación de esos sectores va a ser que la actividad económica vuelva a girar”, mencionó.

Indicó que ve como algo muy factible una mejoría, pero es algo un poco lento, ya que no se cree que se sienta inmedia­tamente. “De repente en el primer trimestre del año que viene podemos ver cifras un poquito más positivas, todo depende de cómo les vaya a estos grandes sectores. De hecho, el Banco Central tiene una proyección del 4% para el año que viene”, argumentó.

En cuanto al 2019, Caba­llero señaló que en octubre próximo el Banco Central hará una revisión de previ­sión oficial, en la que los téc­nicos de Estudios Económi­cos, con base en sus modelos, proyectarán sector por sec­tor. “De acuerdo a cómo van cargando los datos cerrados, que le vienen hasta setiem­bre, y dependiendo mucho de cómo vengan esos datos, ahí se hace la revisión”, espe­cificó.

El 30 de setiembre próximo, el Banco Central dará a conocer los datos del segundo trimes­tre del 2019 y verificará si fue negativo o si se dio una rece­sión técnica oficial; o en caso de ser positivo el trimestre, se salvaría de la misma. En el primer trimestre el Producto Interno Bruto (PIB) registró un decrecimiento de 2,0%, según los datos de la banca matriz.

Para hoy se prevé conocer los números a corto plazo de la actividad económica de julio y, de reportar una variación negativa, se estaría teniendo una caída de 8 meses consecu­tivos. Los economistas toman este dato para denominar que la economía ya está en una recesión técnica, al tener en cuenta que para ello se debe contar con 2 trimestres (6 meses) de retracción.

Tras la última reunión del Comité Ejecutivo de Opera­ciones de Mercado Abierto (Ceoma) del BCP, señalaron que el indicador agregado de la actividad registró una menor reducción en meses recien­tes, mientras que el índice que excluye la producción agrícola y de electricidad mostró un leve repunte en junio.