El Ministerio de Hacienda volvió a reducir la expecta­tiva de crecimiento de ingre­sos tributarios para este año y espera cerrar con un 3%. Así lo explicó la directora de Polí­tica Macro-fiscal de la Subse­cretaría de Estado de Econo­mía, Viviana Casco. Fue en el marco del informe de Situación Financiera (Situfín), al cierre de agosto de este año.

La funcionaria señaló que la coyuntura económica en el que se encuentra el país es el motivo por el cual se prevé que los ingresos tengan un menor nivel de crecimiento para el 2019. En ese punto hay que señalar que en julio pasado la proyección de crecimiento de los ingresos pasó del 7 al 5%.

El año pasado, los ingresos tributarios totalizaron G. 23,1 billones y se espera que con la nueva estimación (3%) se lle­gue a los G. 23,8 billones para el 2019, aproximadamente G. 1,4 billones menos de lo previsto en el presupuesto vigente.

“Nosotros teníamos presu­puestado para este año unos G. 25,2 billones en materia de ingresos, que era un cre­cimiento importante, pero ante la coyuntura económica, sumado a la situación polí­tica vivida recientemente, son los impulsores de una menor expectativa de crecimiento en los tributos”, manifestó Casco.

Al respecto, explicó que al octavo mes del año la Subse­cretaría de Estado de Tributa­ción (SET) tuvo un aumento de alrededor del 8%; sin embargo, la Dirección Nacional de Adua­nas (DNA) no acompaña ese ritmo.

DÉFICIT FISCAL

Ante la expectativa de reduc­ción de los ingresos tributarios, solo se espera el informe al final del presente mes para ver qué decisiones se tomarán con rela­ción a la Ley de Responsabili­dad Fiscal (LRF). Días atrás, el ministro de Hacienda, Benigno López, afirmó que de continuar el escenario desfavorable, de no tener los ingresos tributa­rios necesarios, solicitarán al Congreso Nacional una autori­zación de suspender el tope del 1,5% sobre el Producto Interno Bruto (PIB) y elevar, por este año, al 2%. El PIB del Paraguay es de aproximadamente US$ 40.000 millones.