La Comisión Nacional de Telecomunicacio­nes (Conatel) emitió ayer un insulso comunicado buscado justificar de alguna manera la postergación del apagón analógico. En princi­pio, dicho proceso está mar­cado para el 31 de diciembre del 2020 pero luego de reu­niones con los miembros de la Cámara de Teledifuso­ras del Paraguay (Catelpar) y los ejecutivos de la Cona­tel, se decidió aplazar por un año más el apagón incluso modificando el formato ya que ahora será de manera progresiva que se extenderá hasta el 2024.

El documento expresa que el aplazamiento tiene como objetivo dar un mayor plazo a la ciudadanía para la migra­ción tecnológica subesti­mando de esta manera la capacidad que tiene la pobla­ción en adaptarse a las nuevas tendencias. Cabe señalar que el país ya ha pasado por varios procesos relacionados a las telecomunicaciones, sin nin­gún inconveniente. Uno de ellos fue la introducción de los dispositivos móviles los cua­les actualmente se encuentra utilizando la tecnología 4G, sin ningún problema en todo el territorio nacional.

SUPUESTO PORCENTAJE

La Conatel había intentado argumentar que dicha reso­lución estaba asociada a que supuestamente existe un alto porcentaje (70%) de televisores analógicos, espe­cialmente en el interior del país sin tener ningún releva­miento. Otra de las excusas expuestas fue que la pobla­ción desconoce de que se trata el apagón analógico cuando dicha administra­ción acaba de cumplir un año en el cargo y recién en este momento se dieron cuenta del supuesto detalle.

El apagón fue reprogramado para diciembre del 2020, bajo la titularidad del ente por parte de la ingeniera Teresita Palacios, quien había llegado a un acuerdo con la Catelpar.

El país adoptó la norma japo­nesa ISBD-T en el 2010 y tenía previsto inicialmente com­pletar la transición en el 2022, luego lo postergó al 2024 y más tarde las autoridades anunciaron que se adelanta­ría al 2020 y ahora vuelve a retroceder hasta el 2024.

ENTE INCURRE EN VARIAS EQUIVOCACIONES

El documento lanzando por la Conatel a través de su cuenta oficial de Twitter refiere también que el aplazamiento tiene como motivo que la población aún no posee los televisores requeridos para la transmisión de la señal digital o no posee los descodificadores requeridos. Sobre estos puntos, el ente no demuestra tener datos fehacientes de que la ciudadanía no posee televisores homologados o con capacidad de recibir las señales digitales.

Además, la administración anterior había dejado como tarea el buscar los mecanismos y el presu­puesto para la compra de los descodificadores para los pobladores en situaciones menos favorable, cosa que no sucedió hasta la fecha. Recientemente mencionaron desde la Conatel que buscarían la forma de llevar a cabo dicho planteamiento sin definir la forma ni el tiempo.