Tras los buenos resul­tados de la campaña 2018-19, hay una perspectiva ambiciosa para la siguiente temporada y el objetivo principal es dupli­car la siembra del sésamo confitero, que es la varie­dad de los pequeños pro­ductores. La meta es un incremento de 100% y lle­gar a 60.000 hectáreas en la zafra 2019-20, informa­ron el Ministerio de Agri­cultura y Ganadería (MAG) y la Cámara Paraguaya de Exportadores de Sésamo (Capexse).

Denis Lichi, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), des­tacó que en la última cam­paña se generó un gran posi­tivismo en torno al sésamo y se impulsó su siembra en 8 departamentos de país.

El objetivo es de nuevo incrementar la superficie de siembra y elevar los niveles de productividad, destacó.

CRECIMIENTO

La finalizada campaña de sésamo 2018-19 dejó resul­tados muy satisfactorios para el sector y el dato des­tacado fue un crecimiento del 53% de la cosecha nacio­nal del rubro.

En la última zafra la pro­ducción sesamera alcanzó unas 27.600 toneladas, entre el sésamo confitero y meca­nizado; mientras que el volu­men de la temporada 2017-18 fue de unas 18.000.

El rubro juega un rol impor­tante y generó una inyec­ción económica de US$ 33,5 millones en la campaña 2018-19; US$ 19,5 millones en el sector confitero y unos US$ 14 millones en las varie­dades mecanizadas destina­das a la producción de aceite, según informe.