Las elecciones prima­rias en la Argentina, con derrota del oficia­lista Mauricio Macri, trajeron sus consecuencias en el mer­cado argentino, con un peso que se desplomó y un dólar por las nubes. Esto también tuvo su incidencia a nivel local, principalmente en la ciudad fronteriza de Encar­nación. Comerciantes están preocupados por la situación política y económica que atra­viesa el vecino país.

De acuerdo con lo señalado por la presidenta de la Cámara de Comercio de Encarna­ción, Mirtha Montiel, las ventas en lo que va del año cayeron hasta un 50%, com­parando con el año pasado, afectadas principalmente por el menor dinamismo de la economía del vecino país, además de los problemas internos. “Estamos preocu­pados y viendo cómo reac­ciona Argentina después de las elecciones. El peso se des­valorizó en los últimos días, pero vemos que se está recu­perando, es muy rápido para evaluar las consecuencias porque Paraguay es una opción para ellos y nosotros dependemos hasta un 80% de los turistas comprado­res argentinos”, manifestó.

Agregó además que el esce­nario político local tampoco ayuda para mover las ven­tas y pidió a las autorida­des potenciar las ciudades fronterizas. “Buscamos que pueda potenciarse Encarna­ción como una ciudad indus­trial, que las industrias ven­gan a instalarse en esta zona y que el Gobierno vea que pode­mos exportar a la Argentina bajo el régimen de maquila”, subrayó la representante del gremio. Informó también que durante los primeros días de julio las ventas se reactiva­ron un poco, pero luego fue­ron bajando. Desde setiembre esperan mayor cantidad de turistas compradores por las opciones turísticas que exis­ten en esa parte.

El presidente argentino Mau­ricio Macri anunció ayer 10 nuevas medidas con el obje­tivo de reactivar la economía de su país. Entre las principa­les se encuentra un aumento del 20% en el mínimo no imponible y en la deducción especial del impuesto a las ganancias, esta medida bene­ficia a 2 millones de personas e implica una mejora de unos 2.000 pesos mensuales.