Paraguay se ha des­tacado en América Latina por su fuerte crecimiento en los últimos años. La capacidad del desem­peño de su PIB fue impresio­nante, entre el 2013 y el 2018 su tasa de crecimiento anual promedio fue del 5%, supe­rando el crecimiento negativo de las grandes economías de la región, como Argentina y Brasil. Según la publicación especializada Euromoney, esto generó un gran atractivo para los mercados internacio­nales de capital.

“Ahora, Paraguay está sacu­diéndose de una mala situa­ción que ha afectado al sector agrícola local. No hace mucho la baja producción agrícola (se espera que la cosecha de soja caiga un 12% este año) podría generar una recesión en Paraguay. Esto es tan solo un obstáculo en el largo camino hacia la calificación de grado de inversión que el país anhela”, señala Euro­money.

Uno de los factores más importantes en esta bús­queda es un sistema banca­rio más estable y sólido. Y aquí surge un nuevo actor: el Banco Basa, que ya pla­nifica su expansión a futuro para cumplir con un sistema financiero diversificado.

El presidente de la citada enti­dad bancaria, Eduardo Cam­pos, apunta a convertir a la entidad en un banco de ser­vicio completo y por ello en el 2018 fundó Basa Capital (Basa Casa de Bolsa), una casa de bolsa de valores e inversio­nes. También lanzó una filial de gestión de activos para ges­tionar financiamientos y fon­dos mutuos para inversores locales e internacionales.

Euromoney es una de las principales revistas especializadas en el área de finanzas desde 1969.
Euromoney es una de las principales revistas especializadas en el área de finanzas desde 1969.

CRECIMIENTO

Mientras tanto, el banco con­tinúa con su rápida y renta­ble expansión (la rentabi­lidad sobre el capital fue de 42,2% en el 2018) y ese año superó los US$ 1.000 millo­nes en activos y aumentó su cartera de préstamos en un 28%, el triple del crecimiento del sector financiero. Si bien la participación de Basa en el mercado se triplicó en los últimos cinco años, esto no tuvo efectos en la calidad de los activos, ya que se registra una mora del 2%, por debajo del promedio del sector que es de un 2,4%, destaca la revista.

Banco Basa es un banco para­guayo con capitales total­mente locales que opera en el país desde hace 26 años y superó con éxito la grave cri­sis financiera de los años 90. Durante los últimos 5 años viene implementando un profundo proceso de trans­formación y mejoras tecno­lógicas, que impulsó a este banco tradicional y raíces corporativas a convertirse en uno de los bancos más ren­tables y de más rápido creci­miento en Paraguay.

CAPITAL HUMANO

El equipo humano del banco, constituido por profesionales paraguayos, destacados y jóvenes, encaminó este pro­yecto con miras a lograr un desarrollo sostenido y acele­rado de sus negocios. El fuerte aumento de ingresos significa que el nivel de inversión rea­lizado en los últimos años, en tecnología y el desarrollo de procesos que agilizan su ges­tión, no disminuye el ratio de eficiencia.

El total de gastos administra­tivos divididos por el margen bruto de explotación se man­tiene por debajo del 48%, que es uno de los principales ban­cos en este aspecto. Esto con­virtió a Basa en los últimos 3 años en uno de los dos bancos más rentables de Paraguay, alcanzando el primer lugar durante el 2017. La rentabili­dad financiera (ROE) al final del año pasado fue del 42%, por encima del 23% de media y muy por encima del 17,5% promedio del resto de los ban­cos de accionistas paraguayos.­